8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 14 de septiembre de 2009

    MADRID.-Cerca de 581.000 alumnos de Infantil y Primaria inician hoy el curso, que este año tiene menos estudiantes extranjeros

    MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 580.975 alumnos de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad de Madrid --19.158 más que el curso pasado-- inicia hoy las clases tras casi tres meses de vacaciones, y con un nuevo paisaje en las aulas madrileñas, pues el número de estudiantes extranjeros (138.398 en todos los ciclos, incluido Secundaria) ha descendido por primera vez en una década.

    Según datos de la Consejería de Educación, del total de alumnos matriculados en Enseñanzas de Régimen General, 205.114 cursarán Educación Infantil (3 a 6 años), 5.853 más que el curso anterior; mientras que en Educación Primaria estudiarán 375.861, 13.305 más que el año pasado. Es decir, en total, en estos dos ciclos, ha aumentado el alumnado un 3,2 por ciento.

    El turno para los alumnos de Secundaria y Bachillerato llega pasado mañana, cuando 336.610 estudiantes vuelvan a las aulas, 1.104 más que el año pasado. De estos, 244.235 estudiarán en ESO (949 más que en 2008) mientras que 92.375 lo harán en Bachillerato (455 más). También volverán a clase los alumnos de FP (53.330) y los de Educación Especial (4.453).

    Asimismo, es el inicio de curso para los alumnos matriculados en Enseñanzas de Régimen Especial, como Artes Plásticas, Diseño, Artes Escénicas, Idiomas en Escuelas Oficiales y Enseñanzas Deportivas, que son un total de 107.487, lo que supone 4.483 más que el curso 2008-2009.

    En general, del más de millón de estudiantes que comienzan el curso esta semana, el 59,22 por ciento estará escolarizado en centros públicos (641.291 alumnos), el 27,49 por ciento (297.676), en centros concertados; y el 13,29 por ciento (143.888) en centros educativos privados.

    LA CRISIS TAMBIÉN AFECTA A LA EDUCACIÓN

    La consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, explicó hoy que este curso se caracteriza, entre otras cosas, porque se frena la llegada de inmigrantes extranjeros a las aulas, ya que hay menos en términos nominales y porcentuales en relación con otros cursos (representarán el 14,19 por ciento del total del alumnado frente al 14,54 por ciento del año pasado).

    "Es la primera vez que pasa en diez años", aseguró la consejera, quien señaló que esta caída está vinculada a "la frenada de la llegada de inmigrantes, que muchos están volviéndose a su países por la crisis económica o no están ejerciendo su derecho a la reagrupación familiar".

    La crisis también se nota en la elección de estudios, pues la Formación Profesional (FP) registra un aumento de casi el 10 por ciento con respecto al año pasado, tanto en la modalidad de ciclo medio como en la de ciclo superior. En total, habrá 2.772 alumnos más matriculados.

    Según la Comunidad, la crisis está obligando a que los jóvenes cuando terminan de formarse en un módulo, tienen que continuar estudiando porque no encuentran empleo. Una situación muy diferente a la que se vivía hace media década, que muchos jóvenes con 16 años salían de estudiar y directamente se metían al mercado laboral con sus profesiones.

    PILARES DE LA COMUNIDAD

    La consejera, indicó, además, que en este curso se proponen profundizar en los pilares de la política educativa: la calidad de la enseñanza, la libertad de elección y la igualdad de oportunidades. "(Trabajamos por) la calidad de la enseñanza mejorando el nivel de los escolares en Lengua, Matemáticas y en Inglés", apuntó Figar, quien señaló que Madrid cuenta con la mejor red de colegios públicos y concertados bilingües.

    Asimismo, para hacer efectivo el principio de igualdad de oportunidades, presentan "el mayor paquete de becas y ayudas de toda la historia, 100 millones para 450.000 familias", que recibirán becas de comedor, libros de texto y ayudas de transporte. En cuanto a la libertad, "queremos garantizar a los padres su derecho elegir el tipo de escuela que quieren para sus hijos", añadió.

    En este sentido, anunció que este curso el 86 por ciento de las familias ha obtenido plaza para sus hijos en el centro que pidieron en primera opción. "Queremos seguir aumentado ese porcentaje, ojalá lleguemos al cien por cien pero es un porcentaje al que no se acerca ni una otra comunidad autónoma de España", concluyó.

    SINDICATOS DESCONTENTOS

    Frente a todos estos datos, CC.OO. y UGT vuelven a aprovechar el inicio de curso para denunciar que no hay diálogo social con el Gobierno regional para poner en marcha medidas concretas que atajen de raíz el fracaso escolar, y que, por ejemplo, cerca de 200.000 alumnos comenzarán este curso estudiando en aulas que están por encima de la ratio permitida, tanto en centros públicos como privados.

    Además, según los sindicatos, en la pública hay 7.500 escolares en aulas habilitadas. Estas aulas no son las conocidas popularmente como barracones o aulas prefabricadas (en la Comunidad hay todavía una veintena) sino que se trata de clases que se habilitan en el mismo centro porque no hay espacio (en la biblioteca, el comedor, el gimnasio o en la sala de música). En la Comunidad habría cerca de 250.

    También denuncian que este curso, cerca de 4.500 alumnos de FP, tanto de ciclo medio y superior, se van a quedar sin acceder al módulo que han elegido en primera opción. En concreto, serán unos 3.000 en el caso del ciclo superior, y unos 1.500 (el doble que el año pasado) en ciclo medio.