29 de marzo de 2020
18 de diciembre de 2008

MADRID.-CSI-CSIF rechaza la propuesta sobre el año sabático para docentes no universitarios al considerarla "insuficiente"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CSI-CSIF Enseñanza Madrid rechazó hoy firmar el acuerdo suscrito entre la Comunidad de Madrid y el sindicato ANPE relativo a licencias y permisos para el personal funcionario docente de la región, al considerar la propuesta "insuficiente".

Ayer, el Ejecutivo autonómico acordó con ANPE en la Mesa de Seguimiento del Acuerdo Sectorial de Educación que hasta 500 profesores de enseñanza pública no universitaria de la Comunidad de Madrid puedan tomarse un año sabático por necesidades personales o formativas conservando el destino y derechos laborales, siempre que lo soliciten cuatro años antes.

El acuerdo contempla otras ventajas, como la posibilidad de solicitar una licencia no retribuida de hasta un curso, por razones de estudio u otras causas justificadas, sin perder el destino que tengan asignado; poder adaptar parte de su jornada laboral a determinadas circunstancias personales que lo requieran, siempre que no se vea perjudicada la organización de los centros; o tener nuevas licencias para la reducción de jornada laboral orientadas a favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral, entre otras cosas.

Sin embargo, este texto es "incompleto" para CSI-CSIF, que reprochó hoy que no se incluya una cláusula para incorporar las mejoras sobre conciliación de vida familiar y laboral que reconoce la legislación estatal, y reprochó también que no se haya negociado el pago de tutorías a la vez que el resto del acuerdo.

"Había mucha prisa por firmar una propuesta muy insuficiente de licencias y permisos. Sorprende más esa celeridad cuando la Administración ha aplicado con un criterio sumamente restrictivo el acuerdo del pasado abril", subrayaron desde el sindicato, reconociendo no entender por qué las partes firmantes han tenido tanta prisa por firmar un acuerdo que deja de lado temas, quizá para no cumplirlos, que podrían llevar a discriminar a los trabajadores de Madrid con los de otras comunidades que sí reconocen el trabajo de sus docentes".

Así, para ellos las medidas adoptadas, "escasas y poco útiles, suponen una gran decepción en las expectativas del profesorado y una burla de sus legítimas reivindicaciones, articuladas a través de las propuestas que CSI-CSIF Enseñanza Madrid hizo llegar a la Consejería de Educación y que fueron desatendidas".

CARENCIAS DEL ACUERDO

En concreto, la plataforma sindical critica varias concesiones incluidas en el convenio. Por una parte, la determinación de un solo día libre por matrimonio o fallecimiento de familiar hasta tercer grado, "sin contemplar otro día si es fuera de la Comunidad de madrid o si es un día no hábil".

"Ya existía este permiso, lo único que hacen es hacerlo más restrictivo y sin incluir entre las premisas la renovación de documentos oficiales", criticaron. Además, consideran que las dos horas de flexibilidad horaria concedida para padres con hijos con un 50 por ciento de discapacidad, "cuando lo establecido es el 33 por ciento".

Además, el convenio acepta adaptar el puesto de trabajo a embarazadas con riesgo, pero "no para el resto de embarazadas, que puedan dejar de itinerar ese tiempo", y también consideran injusto que no se haya introducido la figura del 'guarda legal' para las personas mayores que requieran especial atención o a los discapacitados dependientes, mientras que para los hijos de entre 6 y doce años sólo admite reducir la jornada con disminución de retribuciones por curso escolar completo.

"¿Dónde está la sensibilidad? El acuerdo obliga a pedir la mitad de la jornada y por cursos escolares, sin poder pedir por trimestres y poder reducir la jornada en un tercio", criticaron desde el sindicato.

Con respecto a las licencias por razones de estudio u otras causas, se concede un año sin retribución y con reserva del puesto, pero sólo se convocan 150 plazas para 60.000 funcionarios, con los requisitos de quince años de antigüedad en la Administración, cuando las licencias actuales sólo requieren seis años de antigüedad y una cada diez años. "Estas licencias son sólo para funcionarios de carrera, no valen para los interinos", se quejaron.

Lo mismo sucede con la propuesta de año sabático. "Solamente se van a convocar 500 plazas para los cerca de 60.000 funcionarios de la Comunidad, habrá que tener más de quince años de antigüedad como funcionario de carrera y no podrán solicitarlo los que tengan más de 55 años. ¿Por qué se discrimina a los interinos?", apostillaron.

Otros particulares que CSI-CSIF alega para justificar su rechazo al convenio son el impedimento para disfrutar de permisos retribuidos o no durante un curso escolar ("deberá haber cinco cursos de docencia entre ellos"); un día para cirugía mayor ambulatoria y ninguno si sucede en domingo o festivo; reserva del puesto durante el segundo año de excedencias para cuidar de los hijos; y flexibilidad horaria dentro del horario complementario para los que tengan hijos menores de seis años.

Además, tampoco contempla que esa flexibilidad horaria sea durante toda la jornada, también dentro del horario lectivo, mientras que por enfermedad de hijo menor de 16 años se conceden cuatro días retribuidos al 50 por ciento, aunque se especifica que sean hábiles y aumentar la retribución.

En cuanto a las adopciones y acogimientos, se deja en 122 días frente a los 114 que había hasta ahora. En cuanto al último apartado, la licencia con motivo de recuperación de enfermedad, "ya existía en las anteriores licencias, no suponiendo ningún avance, y siendo consideradas como bajas médicas", concluyó el sindicato.

"Los supuestos avances son ridículos e insuficientes. Nuestra propuesta incluía mayor avance en licencias y permisos y, sobre todo, hacía efectiva la conciliación de la vida familiar y laboral", finalizó.