19 de febrero de 2019
26 de abril de 2016

Méndez de Vigo y el presidente de la CRUE se reúnen mañana para perfilar el nuevo acceso a la Universidad de la LOMCE

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el presidente de CRUE-Universidades Españolas, Segundo Píriz, se reúnen este miércoles 27 de abril para perfilar la evaluación final de Bachillerato de la LOMCE, que sustituirá a las actuales Pruebas de Acceso a la Universidad en junio de 2017, según han confirmado fuentes del ministerio.

El ministro y el presidente de los rectores acordaron el pasado 30 de marzo la creación de una comisión mixta para "perfilar" la nueva Selectividad, después de que previamente la CRUE emitiera un comunicado en el que pedía al Gobierno una moratoria para que este sistema entrara en vigor en 2018, un año después de lo que marca el calendario de la LOMCE.

Los dirigentes universitarios denunciaban la "inseguridad jurídica" a la que, a su juicio, están expuestos los alumnos de 1º de Bachillerato que el curso que viene se someterán al nuevo acceso. El ministerio negó a los rectores esta moratoria alegando que había que cumplir con el calendario de la ley y les aseguró que había tiempo suficiente para terminar de definir la nueva evaluación final de Bachillerato.

Los dirigentes universitarios aceptaron la propuesta del ministro de trabajar en una comisión mixta para definir juntos la evaluación y que, según el departamento de Educación, se ha reunido en varias ocasiones este mes.

Hace uno días, el presidente de la CRUE dijo, en declaraciones a Europa Press que los rectores quieren que la evaluación final de Bachillerato sea "lo más parecido posible" al sistema actual de las PAU y que no se obligue a las universidades a hacer pruebas de acceso propias. "Nos preocupa que no se rompa con el distrito único y que los estudiantes puedan acceder a la Universidad en cualquier lugar de España", aseveró Píriz.

El también rector de la Universidad de Extremadura subrayó que le "consta" que el ministerio ha tenido en cuenta esta petición de "no romper con la 'zona única'" y dejar a un lado la propuesta del anterior equipo dirigido por el exministro José Ignacio Wert de que "cada universidad haga su propia prueba de acceso".

"El actual sistema es el más justo, lo comparte la inmensa mayoría de los rectores y es aceptado por todos (alumnos y familias). Se puede perfeccionar y estamos encantados de trabajar para mejorarlo", subrayó.