14 de noviembre de 2019
23 de septiembre de 2019

Actuar en los océanos contra el cambio climático podría generar un quinto de las reducciones necesarias de CO2

Actuar en los océanos contra el cambio climático podría generar un quinto de las reducciones necesarias de CO2
Archipiélago de RevillagigedoPEW CHARITABLE TRUST - ARCHIVO

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Actuar en la acción climática contra el cambio climático en los océanos podría jugar un papel "mucho mayor" en el objetivo de reducir la huella de carbono mundial de lo estimado hasta la fecha, ya que podría suponer una quinta parte (21%) de los recortes anuales de emisiones de gases de efecto invernadero necesarios de aquí a 2050 para limitar el aumento de las temperaturas en 1,5 grados centígrados, según un informe presentado este lunes en Nueva York, con motivo de la Cumbre de Acción Climática auspiciada por la ONU.

El estudio, 'El Océano como Solución al Cambio Climático: 5 Oportunidades de Acción' estima que una reducción de esta magnitud sería mayor a las emisiones anuales de todas las centrales eléctricas de combustión de carbón existentes en todo el mundo.

El trabajo ha sido elaborado por el Grupo de Expertos del Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, un grupo de 14 jefes de Gobierno, entre los que figuran los de Portugal, México o Noruega, supone el primer análisis cuantitativo integral de la historia sobre el papel que las soluciones basadas en el océano pueden desempeñar en la lucha contra el cambio climático.

Reducciones de esta magnitud son mayores que las emisiones anuales de todas las centrales eléctricas de combustión de carbón existentes actualmente en todo el mundo. El informe es el primer análisis cuantitativo de la historia sobre el papel que las soluciones basadas en el océano pueden desempeñar en la lucha contra el cambio climático.

"Nuestra salud y prosperidad futuras se encuentran estrechamente vinculadas al estado del océano", ha manifestado la copresidenta del Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible y Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg.

Solberg ha manifestado que el informe indica una vía "nueva y apasionante" hacia un futuro bajo en carbono y resiliente al clima, ya que muestra que la acción climático-oceánica, acompañada por recortes en las emisiones de origen terrestre, podría servir de "balón de oxígeno" a las economías, las fuentes de alimentos, las comunidades costeras y la vida marina, que se están en la primera línea de la disrupción climática".

El próximo miércoles se prevé la publicación del Informe Especial sobre el Océano y la Criosfera en un Clima Cambiante del IPCC que expondrá las principales amenazas que el cambio climático plantea al océano, tales como la disminución de las poblaciones pesqueras, el aumento del nivel del mar y el incremento de la acidificación del océano.

Hasta entonces, el informe presentado este lunes adelanta soluciones para frenar el cambio climático, que contribuyan al desarrollo de una economía oceánica sostenible y que, al mismo tiempo proteja a las comunidades costeras frente a las tormentas y generar empleo y mejorar la seguridad alimentaria.

Entre las propuestas y soluciones, el informe plantea que aumentar la energía renovable basada en el océano, lo cual podría ahorrar hasta 5,4 gigatoneladas de CO2e anualmente hasta 2050, el equivalente de retirar más de 1.000 millones de vehículos de las carreteras al año.

Asimismo, considera que descarbonizar el transporte marítimo nacional e internacional de pasajeros y mercancías, lo que podría ahorrar hasta 1,8 gigatoneladas de CO2e anualmente para el año 2050; y que aumentar la protección y recuperación de los ecosistemas de "carbono azul", como manglares, praderas marinas y marismas podría evitar al año 1 gigatonelada de CO2 en la atmósfera de aquí a 2050.

MÁS MARISCOS Y ALGAS EN LA DIETA

Además, con fuentes de proteínas bajas en carbono procedentes del océano, como mariscos y algas, para ayudar a alimentar a poblaciones futuras de modo saludable y sostenible, al tiempo que atenúan las emisiones resultantes de la producción de alimentos de origen terrestre, podría contribuir a la disminución de emisiones de hasta 1,24 gigatoneladas de CO2e cada año para el año 2050.

El presidente de Palaos, que forma parte el grupo, Tommy Remengesau, ha expuesto que en su país la vitalidad del océano y la humana están entrelazadas en la historia y la cultura. "Somos el testimonio de cómo el océano y el clima se encuentran vinculados de forma indisoluble y nos conectan a todos", ha declarado, al tiempo que pide trabajar "con el océano, no en su contra" para proteger a los países más vulnerables frente al "pleno impacto" del cambio climático.

En respuesta al informe, el Enviado Especial del Secretario General de la ONU para el Océano, Peter Thomson, ha manifestado que el mundo ya cuenta con las tecnologías necesarias para poner en marcha soluciones climáticas basadas en el océano. "Para ser fiel al Acuerdo Climático de Paris y para mantener el calentamiento a 1,5°C, instamos a que todos los Estados incluyan soluciones climáticas basadas en el océano en sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional el próximo año", ha recordado.

Son miembros del Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible Australia, Canadá, Chile, Fiyi, Ghana, Indonesia,
Jamaica, Japón, Kenia, México, Namibia, Noruega, Palaos y Portugal.

Su llamada a la acción climático oceánica ha provocado este lunes otras reacciones, como la iniciativa 'Getting to Zero Coalition' o una iniciativa lanzada por The Pew Charitable Trusts está lanzando una iniciativa de 3 años para ayudar a los países a incorporar humedales costeros y arrecifes de coral a sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), en concordancia con el Acuerdo de París.

La directora ejecutiva de Global Maritime Forum, aliado de Getting to Zero Coalition, ha manifestado su apoyo a la llamada del Panel de Alto Nivel pero advierte de que las emisiones procedentes del transporte marítimo solo serán posibles con la introducción de combustibles sin carbono. "Nuestra ambición es acelerar el despliegue de buques cero emisión para rutas de alta mar y que sean comercialmente viables, para el año 2030", ha expresado.