13 de noviembre de 2019
25 de septiembre de 2019

El CSN aprueba el calendario de acciones que deberán realizar las centrales nucleares frente a su envejecimiento

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ha aprobado, en su reunión de este miércoles 25 de septiembre, el Plan de Acción Nacional sobre gestión del envejecimiento de las centrales nucleares, derivado de la primera revisión temática por homólogos (TPR, por las siglas en inglés correspondientes a Topical Peer Review).

Según informa el regulador atómico, las áreas principales en las que se ha centrado la revisión temática y en la que se han establecido las actividades que tendrán que realizarse por parte de los titulares de las instalaciones están relacionadas con el sistema de cableado eléctrico, la presión de la vasija del reactor y las tuberías enterradas o de acceso restringido.

La acción más tardía contemplada en el plan es para Vandellós II, al que se le exige una inspección volumétrica en el recipiente de presión del reactor antes de 2028.

El CSN señala que el documento responde así a la Conclusión adoptada por el Consejo Europeo y a la indicación establecida por el Grupo Europeo de Reguladores de Seguridad Nuclear (ENSREG) el pasado marzo, fecha en la que se estableció que los países que hubiesen participado en la primera TPR, debían publicar sus planes de acción correspondientes a finales del mes de septiembre.

Los TPR se mencionan en el artículo ocho de la Directiva 2014/87/EURATOM, en la que se reconoce la importancia de las revisiones por homólogos como herramienta para la mejora continua de la seguridad nuclear: "Los Estados miembros velarán por que existan disposiciones que permitan que la primera revisión temática por homólogos se inicie en 2017 y que las posteriores revisiones temáticas ínter pares tengan lugar al menos cada seis años".

En cumplimiento de ese mandato, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) preparó en 2017 el Informe Nacional de Evaluación que recogió el análisis del programa de gestión del envejecimiento global aplicable por las centrales nucleares españolas en base a la regulación existente en España, así como su adaptación específica para los sistemas, estructuras y componentes seleccionados.

Ese informe fue supervisado, tal y como señala el organismo regulador, por un equipo de homólogos al CSN que efectuaron 134 preguntas y, basándose en las buenas prácticas y oportunidades de mejora que se recibieron, y en la información facilitada por los titulares de las instalaciones, el regulador español ha elaborado el Plan de Acción Nacional que ha aprobado el Pleno, y en el que se establece un calendario de acciones que deberán llevar a cabo los titulares con la supervisión del CSN.

Asimismo, el Plan de Acción Nacional recoge los hallazgos más significativos de la revisión, las buenas prácticas detectadas, el diagnóstico efectuado por cada país (tanto por parte del regulador como del titular) y las acciones que se han realizado o, por el contrario, que deberán llevarse a cabo.

Para leer más