17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 1 de noviembre de 2009

    Greenpeace critica la entrada de aceite de palma "procedente de la deforestación en Indonesia"

    ALGECIRAS (CÁDIZ), 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La asociación ecologista Greenpeace criticó hoy que el buque 'Meriom Rose', cargado con 24.000 toneladas de aceite de palma y fondeado desde ayer en la Bahía de Algeciras (Cádiz), descargará en los próximos días en la terminal de Cepsa en San Roque el aceite procedente de empresas responsables de la destrucción de los bosques de Indonesia y con el cual se fabrica el biodiésel o biocombustible.

    "Además del efecto negativo para el clima que tiene la quema de petróleo, la demanda de aceite de palma para la fabricación de biocombustibles agrava los problemas de deforestación en los países tropicales, donde las plantaciones de palma aceitera sustituyen a los bosques naturales", según declaró en un comunicado el responsable de la campaña de Bosques y Clima de Greenpeacee, Miguel Ángel Soto.

    En este sentido, manifestó que "para no engañar a sus clientes, Cepsa no debería poner a su diésel el prefijo 'bio'". Además, según Greenpeace, "una parte del cargamento de aceite de palma procede de la empresa PT Ivo Mas Tungal, empresa subsidiaria de Sinar Mas, la mayor productora de aceite de palma de Indonesia con el diez por ciento de la producción total de este país".

    Sin embargo, "sus agresivos planes de expansión del cultivo de palma de aceite están vinculados a la deforestación, incluidas regiones ricas en turberas y hábitat críticos para especies amenazadas como el orangután", señalaron.

    Asimismo, "a través de imágenes de satélite y observaciones de campo, Greenpeace ha identificado cientos de incendios provocados por la empresa Sinar Mas a lo largo de los últimos cuatro años", indicaron. Si bien, "estos incendios y la gran cantidad de toneladas de carbón que se liberan durante la quema de las turberas hacen de Sinar Mas una empresa con una enorme y devastadora huella climática".

    "DESTRUCCIÓN DE BOSQUES"

    "La expansión de las plantaciones de palma aceitera, eucaliptos y acacia, estos dos últimos para la fabricación de pasta de papel, lideran la destrucción de los bosques de Indonesia", según la asociación, quien criticó que "esto produce un impacto brutal en la biodiversidad regional en la forma de vida de las comunidades locales y el clima global".

    Al respecto, Greenpeace detalló que "el dato más significativo es que la destrucción de los bosques y las turberas tropicales de Indonesia suponen el cuatro por ciento de las emisiones de gases invernadero procedentes de la actividad humana, lo que hace a Indonesia el tercer país más contaminante después de China y Estados Unidos".

    Del mismo modo, "el Consejo Nacional para el cambio climático, un organismo dependiente del mismo Gobierno de Indonesia, ha publicado recientemente un informe en el que señala al drenaje de las turberas y la deforestación como las principales causas de las emisiones de gases de efecto invernadero de este país", matizó la asociación, al tiempo que criticó que "las industrias papelera y de palma de aceite, la agricultura y la tala industrial han sido identificadas como las actividades responsables de la mayor parte de estas emisiones".

    Según Greenpeace, "el informe pronostica que si no se toman medidas drásticas y urgentes estas emisiones continuarán aumentado de manera alarmante".