7 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

Más de 5.250 efectivos lucharán contra el fuego este verano en el Plan de Incendios para apoyar a las CCAA

Más de 5.250 efectivos lucharán contra el fuego este verano en el Plan de Incendios para apoyar a las CCAA
Efectos del incendio en Riba-roja del Turia (Valencia) - AYUNTAMIENTO RIBA-ROJA

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos 5.279 efectivos de 12 Ministerios lucharán este verano contra los incendios forestales durante la campaña de verano de 2020 en apoyo de las comunidades autónomas, según el Plan de Actuaciones de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros.

Así, el 'Plan de Actuaciones de Prevención y Lucha contra los Incendios forestales 2020', aprobado por el Ejecutivo incluye un conjunto de medidas que se ponen en marcha por parte de una docena de departamentos ministeriales, con una vocación "unificadora, coordinadora de toda la política estatal en este ámbito".

En concreto, participarán unos 3.000 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), unos 1.000 miembros del Grupo 43 del Ejército del Aire --que operan los aviones de extinción del Ministerio para la Transición Ecológica, unos 600 miembros de las 10 Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) y otros 500 de los Equipos de Prevención de Incendios Forestales (EPRIF) y otros 179 miembros del Organismo Autónomo Parques Nacionales, entre otros profesionales de distintos Ministerios.

Además, el Consejo de Ministros también ha aprobado el informe sobre la ejecución de las medidas contenidas en el Plan de Actuación de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales para el año 2019.

El Plan aprobado, que se financia con cargo a los presupuestos ordinarios de los doce departamentos del Estado, incluye distintas medidas para paliar las devastadoras consecuencias económicas, sociales y medioambientales que generan los incendios forestales en España y con la necesaria colaboración de todas las administraciones.

En todo caso, se trata de un plan encaminado a reforzar y centralizar parte de los esfuerzos de los diferentes departamentos ministeriales en materia de lucha contra incendios, algo que el Gobierno califica de absolutamente necesario con la llegada del verano y tras la priorización de esfuerzos contra la pandemia del COVID-19.

El plan señala la labor fundamental para la vigilancia, alerta e investigación de los siniestros y en base a la experiencia adquirida en estas funciones y con objeto de seguir garantizando el objeto de las mismas, el Mando Operativo de la Guardia Civil ha emitido una Orden de Servicios con vigencia anual y ámbito de actuación nacional que pretende dar respuesta adecuada a las circunstancias particulares de cada territorio.

En el marco de esa orden de servicios se han creado dos equipos de investigación en el seno del Grupo de Investigación de Medio Ambiente (GIMA) con refuerzo también de su área de inteligencia. *
También la Policía Nacional desarrolla la Operación LUMES en términos similares que en años anteriores y la Dirección General de Protección Civil y Emergencias continúa con sus actuaciones en los ámbitos de alertas temprana, el seguimiento de incendios y la difusión de la información acera de su evolución y perfeccionamiento de los procedimientos de información y solicitud de intervención de recursos de la Administración General del Estado, en particular de la UME y gestión de cooperación internacional a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión y los convenios internacionales de carácter bilateral existentes.

En cuanto a la UME, durante la campaña 2020 contará con 1.400 militares en la lucha directa contra incendios forestales y contará, como en campañas anteriores, con los apoyos logísticos y operativos necesarios para las intervenciones, encuadrados tanto en los Batallones de Intervención como en el Regimiento de Apoyo e Intervención de Emergencias, lo que eleva a casi 3.000 el número de efectivos involucrados.

El 43 Grupo de Fuerzas Aéreas continúa operando en esta campaña con la flota de 18 aviones apagafuegos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y al Ministerio de Defensa. Por su parte, la Dirección General de Tráfico realiza prevención y realiza labores de gestión, control e información de las zonas afectadas.

Los medios se ponen a disposición de las comunidades autónomas --que ostentan la competencia en materia de incendios--. Además se suman medios aéreos contratados a operadoras privadas, con un total de 73 aeronaves, 7 unidades móviles de análisis y planificación sobre el terreno y cerca de 1.000 efectivos.

El personal del MITECO es el más numeroso, con los 600 efectivos de las BRIF, desde técnicos, capataces, especialistas y preparadores físicos, que trabajan bajo la dirección del responsable de extinción de las comunidades autónomas y cooperando con su personal.

En las comarcas con mayor problema se ubicarán 18 equipos de prevención integral contra Incendios Forestales (EPRIF) con un total de 500 trabajadores que integran las Brigadas de Labores Preventivas.

Por otro lado, la Agencia Española de Meteorología (AEMET) proporciona la información meteorológica para la estimación del peligro de incendios. Este año se distribuirán mapas de riesgo meteorológico con base al sistema canadiense de evaluación de riesgos de incendios. *
En el Organismo Autónomo Parques Nacionales el dispositivo incluye a 179 personas, 8 vehículos autobombas, 13 retenes y patrullas móviles y 9 puntos de vigilancia fija entre Parques Nacionales, Centros y Fincas.

Durante 2020 se contempla también en el plan de actuaciones de prevención y lucha contra los incendios, intervenciones en materia de seguros agrarios que gestiona la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Ese plan permite cubrir el riesgo de incendio en las producciones asegurables, tanto las agrícola como ganaderas, en la totalidad de líneas de seguros. También, mediante la línea de aseguramiento denominada 'Seguro de explotaciones forestales' se ofrece cobertura de incendios a las masas forestales privadas, tanto de especies arbóreas sobre terrenos agrícolas y forestales, como de especies arbustivas forestadas sobre tierras agrícolas.

En el marco del plan, desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, se aprueban medidas urgentes dentro de la Dirección General de Carreteras en materia de prevención de incendios forestales, que contemplan actuaciones de siega, podas y despeje de vegetación, vigilancia de la red de carreteras y de control de vehículos, así como limpieza de cortafuegos mediante convenio con las CCAA que así lo soliciten.

Por otro lado, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha elaborado y está ejecutando, en coordinación con las CCAA, el Plan de Regulación de Infraestructuras Aeronáuticas.

En cuanto al ámbito de la Justicia, la Fiscalía de Sala de Medio Ambiente ha instado en 2020 a las fiscalías territoriales que designen un fiscal especialista en incendios y ha pedido a los Ayuntamientos en cuyo término existe superficie forestal que aprueben un plan contra incendios.

También el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional cuenca con un plan específico contra incendios forestales que incluye medidas de prevención, vigilancia y extinción en los espacios naturales gestionados por el mismo.

Igualmente, la división de Emergencia Consular apoya a órganos del Sistema Nacional de Protección Civil en caso de que se produzcan incendios en los que se vean afectadas víctimas extranjeras para servir de interlocución entre el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación con las víctimas y sus familias.

Por último, el Plan 2020 refuerza también el papel de Delegaciones, Subdelegaciones del Gobierno y Direcciones Insulares en la coordinación de la actuación de la Administración General del Estado en el territorio.