15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 23 de febrero de 2010

    La misión SMOS de la ESA ofrece las primeras imágenes sobre la humedad de la tierra y la salinidad del océano

    MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Menos de cuatro meses después desde su lanzamiento, se han obtenido las primeras imágenes calibradas por la misión SMOS de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Estas imágenes sobre el brillo de la temperatura se traducen en información clara para entender las variaciones globales en la humedad de la tierra y en la salinidad oceánica para avanzar en el conocimiento de los ciclos del agua.

    Lanzada el pasado 2 de noviembre la misión Soil Moisture and Ocean Salinity (SMOS) está proporcionando un incremento en el entendimiento del ciclo del agua de la Tierra mediante observaciones globales de la humedad de la tierra sobre la superficie y la salinidad sobre los océanos.

    A través de un mapa consistente de estas dos variables, SMOS no solo avanzará en el conocimiento de los proceso externos entre la superficie de la Tierra y la atmósfera sino que también ayudará a mejorar los modelos del clima y del tiempo. Además, los datos de SMOS tendrán varias aplicaciones más en áreas como agricultura y gestión de los recursos del agua.

    SMOS funciona capturando imágenes sobre el brillo de la temperatura que requieren un substancial proceso para lograr información en humedad de la tierra y la salinidad del océano. La ESA está ahora en disposición de mostrar los primeros resultados, que son "muy estimulantes".

    El director del Proyecto de la ESA, Achim Hahne, señaló que el equipo que lo desarrolla está "extremadamente contento y orgulloso" de ver la transformación real del sistema SMOS en órbita. "Sólo estamos a mitad de camino a través de la fase en órbita y está recompensando ver estas primeros muy prometedores productos calibrados del SMOS", añadió.

    La fase comisionada continuará hasta finales de abril, después de la cual comenzará la misión operacional. Sin embargo, el equipo científico continuará determinando la calidad de los datos producidos mediante la vida de la misión.