10 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Un proyecto de National Geographic sobre conservación marina realizado por dos biólogos españoles, Premio Sartun 2020

Un proyecto de National Geographic sobre conservación marina realizado por dos biólogos españoles, Premio Sartun 2020
Un proyecto de National Geographic 'Pristine Seas' realizado por dos biólogos españoles, Premio Sartun 2020. - ENCUENTRO DE LOS MARES

MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El proyecto de National Geographic, dirigido por los biólogos españoles Enric Sala y Manu San Félix y que se centra en proteger los últimos lugares vírgenes de los océanos ha logrado el Premio Sartun 2020 que concede la organización del Encuentro de los Mares para reconocer el trabajo de una persona, colectivo u organización de los mares.

Los científicos alertan en su trabajo 'Mares antiguos, originales' en el marco de la iniciativa 'Pristine Seas' alerta del peligro que corre el Mediterráneo, un mar "cerrado, explotado durante siglos, donde todos los impactos se muestran antes".

El proyecto busca identificar, proteger y restaurar los últimos lugares verdaderamente vírgenes de los océanos. Pristine Seas forma parte de la National Geographic Society, la mayor entidad altruista para la protección del medio ambiente a nivel mundial.

Sala, explorador residente de National Geographic, la máxima categoría de investigación y exploración de la organización americana y de la que solo forman parte 15 personas en todo el mundo, puso en marcha el proyecto en 2008 y, con la ayuda de Manu San Félix como camarógrafo submarino, ha ayudado a crear hasta la fecha 22 reservas marinas.

En concreto, se han creado reservas en el océano Pacífico (santuario de Palau, islas Galápagos o Pitcairn, parque marino de Nazca-Desventuradas, Cabo de Hornos) aunque también en el Atlántico (Islas Salvajes portuguesas), Índico (Seychelles) o Ártico (Parque Nacional del Ártico Ruso). En total, suman 5,8 millones de kilómetros cuadrados.

Desafortunadamente, explica su ideólogo, no trabajan en el Mediterráneo porque "no hay nada prístino en él. Ha sido un mar explotado demasiados siglos". "Pero eso no quiere decir que no haya que protegerlo y que no sea posible recuperarlo", continúa San Félix.

"El Mediterráneo es un mar casi cerrado, como una habitación sin ventilación donde el aire se renueva solo por una pequeña puerta entreabierta, que es el Estrecho de Gibraltar, y todos nuestros impactos se muestran antes: contaminación, sobrepesca, plásticos, especies invasoras, aumento de la temperatura* Así que se debe actuar ya, para que vuelva a ser el mar que conocieron nuestros abuelos", ha apostillado.

De este modo, explica que el Mare Nostrum muestra lo que sucederá en océanos de todo el planeta si no se actúa, mientras que hacerlo bien permitirá probar soluciones y comprobar la rapidez con la que actúan.

Los biólogos recogerán el premio en una sesión que se celebrará el próximo 15 de julio a las 16.00 horas en el marco del congreso Encuentro con los Mares que un día antes celebrará varias mesas redondas.

El año pasado, la primera edición del Premio Sartun recayó en Global Fishing Watch, plataforma financiada por la Fundación Leonardo DiCaprio que geolocaliza barcos en todo el mundo para luchar contra la pesca ilegal.

El Congreso Encuentro de los Mares, que se celebrará del 13 al 15 de julio, es el único congreso que vincula la gastronomía con la ciencia y el sector de la pesca para debatir y profundizar en la defensa d ela cultura del mar. *

Para leer más