28 de noviembre de 2020
19 de octubre de 2020

Reciclar papel puede ser útil para el clima solo si se realiza con energía renovable, según un estudio

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Reciclar papel puede ser útil para el clima solo si se realiza con energía renovable, según un nuevo estudio de modelado realizado por investigadores del University College de Londres (UCL) y la Universidad de Yale.

El estudio, publicado en 'Nature Sustainability', encontró que las emisiones de gases de efecto invernadero aumentarían para 2050 si reciclamos más papel, ya que los métodos actuales se basan en combustibles fósiles y electricidad de la red.

Los investigadores modelaron varios escenarios para aumentar el reciclaje de papel usado para 2050 y el impacto que esto tendría en las emisiones de efecto invernadero. Descubrieron que si se reciclara todo el papel de desecho, las emisiones podrían aumentar en un 10%, ya que el papel reciclado tiende a depender más de los combustibles fósiles que de la fabricación de papel nuevo.

Sin embargo, los investigadores encontraron que las emisiones se reducirían radicalmente si la producción y eliminación de papel se llevaran a cabo utilizando fuentes de energía renovables en lugar de combustibles fósiles.

La fabricación de papel nuevo a partir de árboles requiere más energía que el reciclaje de papel, pero la energía para este proceso se genera a partir del licor negro, el subproducto bajo en carbono del proceso de pulpa de madera. Por el contrario, el reciclaje de papel depende de los combustibles y la electricidad de la red.

Los investigadores encontraron que la modernización de las prácticas de los rellenos sanitarios, por ejemplo, al capturar las emisiones de metano y usarlas para generar energía, también tuvo un efecto positivo, aunque no tan profundo como pasar a las energías renovables.

El autor principal, el doctor Stijn van Ewijk, del Instituto de Recursos Sostenibles de la UCL y el Centro de Ecología Industrial de Yale, destaca que el estudio "muestra que el reciclaje no es una forma garantizada de abordar el cambio climático. El reciclaje de papel puede no ser útil a menos que sea alimentado por energía renovable energía", advierte.

"Observamos los promedios globales, pero las tendencias pueden variar considerablemente en diferentes partes del mundo --prosigue--. Nuestro mensaje no es detener el reciclaje, sino señalar el riesgo de invertir en reciclaje a expensas de descarbonizar el suministro de energía y ver muy poco cambio a las emisiones como resultado".

Por su parte, el autor principal, el profesor Paul Ekins, del Instituto de Recursos Sostenibles de la UCL, advierte de que "el reciclaje de algunos materiales, por ejemplo los metales, puede conducir a una reducción muy grande de las emisiones. Pero debemos tener cuidado con las suposiciones de que el reciclaje o una economía circular en general, siempre tendrá un efecto positivo sobre el cambio climático", añade.

Los investigadores enfatizaron que el reciclaje tiene beneficios más allá de combatir el calentamiento global. La coautora Julia Stegemann, profesora de Ingeniería Civil, Ambiental y Geomática de la UCL, señala qu "el consumo exponencialmente creciente de recursos globales tiene muchos impactos ambientales seriamente dañinos más allá del cambio climático, y la conservación de recursos, incluido el reciclaje de papel, sigue siendo fundamental para la sostenibilidad".

Los investigadores informan que el papel representó el 1,3% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero en 2012. Aproximadamente un tercio de estas emisiones provino de la eliminación del papel en los vertederos. Los investigadores señalan que en los próximos años el uso de papel probablemente aumentaría y el alejamiento de los plásticos conduciría a una mayor demanda de envases de papel.

El estudio analizó cómo los diferentes niveles de reciclaje, el uso de energía renovable y las prácticas de vertedero más respetuosas con el medio ambiente podrían afectar nuestra capacidad para reducir las emisiones de acuerdo con el objetivo de evitar un aumento de temperatura de 2 grados para 2050.

Además, ha encontrado que si las tendencias pasadas continuaban, las emisiones aumentarían levemente desde el nivel de 2012 (721 toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente en un año) a 736 toneladas métricas en 2050, y los esfuerzos para reducir las emisiones compensarían la mayor demanda de papel.

Un programa radical de reciclaje, con los vertederos y los usos de la energía en el mismo camino, aumentaría esto aún más en un 10% (a 808 toneladas métricas), con ahorros debidos a una disminución en el uso total de energía superados por un aumento en el uso de electricidad con alto contenido de carbono.

Por otro lado, la modernización radical de las prácticas de los vertederos reduciría las emisiones a 591 toneladas métricas, mientras que el cambio a las energías renovables, con las prácticas de reciclaje y vertederos manteniéndose en el camino estándar, reduciría las emisiones en un 96% a 28 toneladas.

Los investigadores explican que, si bien el reciclaje de papel puede salvar árboles y proteger las reservas de carbono forestal, se desconoce el alcance de esto debido a la falta de comprensión de la reserva mundial de carbono forestal y las causas interrelacionadas de la deforestación. Por lo tanto, el análisis asume que el reciclaje no perjudica ni beneficia a los bosques.