5 de abril de 2020
5 de octubre de 2018

Los regantes celebran el fin del impuesto al sol que será un impulso para la competitividad del sector agrario

Los regantes celebran el fin del impuesto al sol que será un impulso para la competitividad del sector agrario
FENACORE

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (FENACORE) celebra la derogación del impuesto al sol porque supondrá "un impuso" a la competitividad del sector agrario, que podrá reducir sus costes energéticos mediante la autoproducción de energía sin peajes ni cargos.

Para el presidente de FENACORE, Andrés del Campo, que eliminen el impuesto al sol es "sin duda, bienvenido, pero hay que seguir dando pasos con más medidas de calado" y asegura que la solución ya existe en la ley vigente. "Solo hace falta aplicarla", señala.

Este viernes el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley con el que el Ministerio para la Transición ecológica prevé una rebaja de los costes eléctricos tanto a los hogares como a la industria y que pone fin a la reforma sobre autoconsumo eléctrico que aprobó el Gobierno en 2015.

Del Campo considera que eliminar el impuesto al sol muestra la "voluntad política" de ponerse del lado de los consumidores, que se ven obligados a pagar con costes fijos el agujero económico que se deriva de una estrategia errónea en materia energética prolongada durante años.

De hecho, los consumidores estacionales, como los regantes, han visto incrementados más de un 1.000 por mil con la excusa de cubrir el déficit de tarifa, lo que ha provocado que el aumento medio de la factura de la luz para el regadío haya sido superior al 110 por ciento en este periodo.

Por eso, según señala Del Campo muchos regadíos modernizados que ahorran más agua pero demandan más energía no son económicamente viables. Ahora con esta modificación se podrá mitigar siempre que los regantes dispongan de medios económicos y recursos naturales para poder producir energías renovables para autoconsumo, ya sin penalización.

También celebra que la medida contribuirá a que España alcance los objetivos de autoproducción de Bruselas, máxime teniendo en cuenta que los regantes son los segundos mayores consumidores de energía sólo por detrás de Adif (Administración de Infraestructuras Ferroviarias).

Finalmente, el presidente de Fenacore insiste en la necesidad de un desarrollo del reglamento para aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía, del pasado mes de marzo, que contempla la posibilidad de que los regantes puedan firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima el resto del año para el mantenimiento de los equipos.

Esta medida, asegura, les evitará pagar todo el año por un servicio que sólo utilizan durante la campaña de riego, lo que incrementaba injusta e innecesariamente el coste eléctrico.

Para leer más