29 de septiembre de 2020
7 de agosto de 2020

SEO/BirdLife inciará acciones legales ante el envenamiento de más de 30 rapaces amenazadas en Wamba (Valladolid)

SEO/BirdLife inciará acciones legales ante el envenamiento de más de 30 rapaces amenazadas en Wamba (Valladolid)
Milano real envenenado. SEO/BirdLife emprende acciones legales en el caso de más de 30 aves rapaces envenenadas en Wamba (Valladolid). - PACO GARCÍA SEO/BIRDLIFE

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

SEO/BirdLife emprenderá acciones legales y se personará en el caso de envenenamiento de al menos una treintena de aves rapaces protegidas en Wamba (Valladolid), que ya investigan el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y la Junta de Castilla y León.

La ONG ha anunciado este viernes que en el marco de su proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza emprenderá acciones legales ante el grave envenenamiento en el que han muerto, que se sepa, 29 milanos negros, dos milanos reales y un busardo ratonero. Así, se personará en el procedimiento administrativo que abra la Junta de Castilla y León en relación con los hechos.

El nuevo caso de envenenamiento es "otra agresión más a la biodiversidad de la región", según SEO/BirdLife, que indica que las muestras obtenidas de la necropsia de dichos ejemplares han confirmado la muerte por 'intoxicación sobreaguda'.

La propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha destacado que este es "uno de los mayores episodios de envenenamiento que se ha producido en la Comunidad en los últimos años".

Además, las especies afectadas se encuentran en situación de amenaza, concretamente el milano real se encuentra incluido en la categoría de 'En peligro de extinción' del Catálogo Español de Especies Amenazadas y el milano negro y el busardo ratonero, están recogidos en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

SEO/BirdLife en colaboración con la Junta de Castilla y León, los agentes medioambientales, así como con el SEPRONA trabajará para conocer los hechos y se personará en vía administrativa en el expediente que la Junta abra al coto para la suspensión del aprovechamiento cinegético.

El último informe sobre veneno de la ONG emitido este mismo 2020 calcula que 1992 y 2017, se ha confirmado la muerte por consumo de cebos envenenados de 21.260 animales, por lo estima que esta cifra podría llegar a la cifra real a más de 200.000, en un total de 9.700 delitos contra la fauna.

Precisamente son las rapaces uno de los grupos de fauna más afectados por el uso ilegal del veneno que perjudica a la biodiversidad española, con un 35 por ciento de los casos.

La ONG destaca también el trabajo realizado por los agentes medioambientales de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, del personal del Centro de Recuperación de Animales Silvestres de la provincia de Valladolid (CRAS), y de los agentes del SEPRONA de la Guardia Civil, por el gran trabajo realizado para la detección, investigación y análisis del caso.

En este contexto recuerda que la implicación de la ciudadanía es fundamental para la detección de estos delitos ambientales como ha ocurrido en este caso, ya que fue gracias al aviso de un particular como se han podido conocer los hechos.

Precisamente de manera reciente SEO/BirdLife ha puesto en marcha al servicio de la sociedad un portal de denuncia, en el que también se ha registrado este nuevo caso de envenenamiento de fauna.

En este portal cualquier persona puede denunciar acciones ilegales contra el medio ambiente. Ofrece asesoría legal y la documentación necesaria para hacerla llegar a las autoridades. Esta nueva herramienta de servicio público se lleva a cabo con el apoyo del LIFE Guardianes de la Naturaleza, coordinado por SEO/BirdLife.

Este miércoles la Junta de Castilla y León y el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil anunciaron la investigación del envenenamiento de 29 milanos negros, dos milanos reales y un busardo ratonero tras el aviso de un particular efectuado el 28 de julio.