4 de marzo de 2021
11 de diciembre de 2014

20141211202635

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Internacional de la Prensa (IPI, por sus siglas en inglés) ha advertido de que la incertidumbre política y económica ha propiciado "un alarmante crecimiento" de la desconfianza de los ciudadanos respecto a los medios de comunicación en España, especialmente en el caso de los de titularidad pública, ampliamente percibidos como un instrumento al servicio de los poderes políticos.

Los miembros de las principales organizaciones internacionales han observado cómo existe "la percepción generalizada" de que la crisis económica que afecta a los medios de comunicación y la precariedad de las condiciones laborales "representan la mayor amenaza al derecho a la libertad de información en el país".

Además, también han denunciado cómo la ausencia de una monitorización continua "de las violaciones contra la libertad de prensa" ha entorpecido "el libre flujo de información en el país".

Esta es la primera visita internacional de la IPI en España y el proyecto ha contado con la participación de la Federación Europea de Periodistas (EFJ, por sus siglas en inglés), Reporteros sin Fronteras (RSF, por sus siglas en francés), El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), Open Society Foundations (OSF) y Access Info Europe (AIE).

La misión internacional celebrada en Madrid y Barcelona del 1 al 4 de diciembre nació con el objetivo de "calibrar el estado de la libertad de prensa, de expresión y el derecho" al acceso de la información en un país "gravemente afectado por la crisis financiera y los escándalos de corrupción".

ESCEPTICISMO DE LOS MEDIOS A LA LEY DE TRANSPARENCIA

La delegación se reunió con la secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro, quién se "mostró abierta a revisar la documentación" donde se detallan algunas recomendaciones para "promover la creación de un organismo regulador independiente del audiovisual".

El texto también incluía la implementación de la recién aprobada Ley de Transparencia y acceso a la información pública, la descriminalización de la leyes que regulan la injuria y la calumnia, y la "falta de transparencia en la distribución de la publicidad institucional en los medios de comunicación".

En este sentido, la subdirectora del Instituto Internacional de la Prensa, Barbara Trionfiha, ha destacado la "predisposición" del Gobierno de Mariano Rajoy de estudiar las sugerencias para "mejorar las garantías de la libertad de prensa en España".

La delegación internacional también ha destacado "un escepticismo generalizado" sobre Ley de Transparencia que entró en vigor ayer 10 de diciembre. Diversas organizaciones civiles y representantes de los medios de comunicación "recriminan al gobierno" que dicha ley "esté lejos de los estándares europeos e internacionales".

Martínez-Castro salió en defensa de la ley y destacó que es "la primera vez en España que una legislación recoge el acceso a la información pública y que el texto incorpora buena parte de las enmiendas de los partidos en el Parlamento".

"Tenemos la firme voluntad de que funcione, de ponerla en práctica y ver en qué podemos mejorarla. Esta ley cambiará la cultura del gobierno y de la sociedad", aseguró la secretaria de Estado de Comunicación.

RUEDAS DE PRENSA SIN PREGUNTAS

Además, Castro negó que exista una tendencia entre los dirigentes del gobierno a convocar ruedas de prensa sin preguntas. Sin embargo, la delegación ha asegurado que "prácticamente todos los medios de comunicación" con los que se reunió, expusieron que esta tendencia existe y sirve como "indicativo de la falta de transparencia del actual gobierno de España".

En las próximas semanas se publicará un informe detallado con las conclusiones a las que ha llegado la delegación internacional en su visita a España. La misión nació porque nueve organismos civiles internacionales, entre los cuales se encuentra el IPI, enviaran una carta al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas expresando su "preocupación" sobre la situación de la libertad de expresión en España.