12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 18 de diciembre de 2009

    Abierta al tráfico la N-629 en Cantabria, después de que un camión derramara 5.000 litros de gasóleo

    SANTANDER, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La carretera nacional 629 quedó abierta el tráfico a las 2.00 horas de esta madrugada, tras finalizar los trabajos de acondicionamiento de la vía realizados por el Servicio de Mantenimiento de Carreteras autonómico, después de que un accidente de tráfico, en el que se vieron implicados un vehículo y un camión cisterna, provocase el derrame de unos 5.000 litros de gasóleo que transportaba el segundo de ellos en unos de sus depósitos.

    Desde primeras horas de esta mañana, empleados de la empresa pública MARE trabajan en la limpieza de una pequeña parte del vertido que llegó hasta una presa situada en las inmediaciones del accidente, según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

    El accidente se produjo en el kilómetro 77 de la citada vía, después de que el conductor del automóvil, que viajaba en dirección a Ampuero, perdiese el control del turismo mientras transitaba por el interior de un túnel y el conductor del camión, en un intento por esquivar el automóvil, acabase colisionando contra un hastial del túnel.

    Movilizados por el Centro de Coordinación de Emergencias 112, trabajaron en el lugar del incidente el servicio de Protección Civil del Gobierno de Cantabria, dotaciones de los parques de bomberos de Laredo y Santander, la Guardia Civil de Tráfico, Servicio de Mantenimiento de Carreteras y el 061, que tuvo que trasladar a los dos conductores, que resultaron heridos.

    Una vez que se taponó la fuga del depósito de camión, se contuvo el líquido derramado tanto en la carretera como en la cuneta. Posteriormente, se trasladó el camión con la ayuda de una cabeza tractora.