7 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

Aborto.- Dos detenidos en la concentración de unas 50 personas ante la clínica Dator de Madrid

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía detuvo hoy a dos personas en el transcurso de una concentración ante la clínica Dator de Madrid convocada por asociaciones provida para "homenajear a las víctimas del aborto" y que congregó a medio centenar de personas.

Los manifestantes pretendieron denunciar que la despenalización de la práctica del aborto ha llevado a "un incremento de casos descontrolado que lleva a que muchas mujeres sufran las consecuencias psicológicas derivadas de abortar.

Durante la concentración, que no había sido autorizada por la Subdelegación del Gobierno, varios individuos sobrepasaron el cordón de seguridad trazado por las fuerza y cuerpos de seguridad alrededor de la clínica, motivo por el cual los agentes detuvieron a dos de los manifestantes por desobediencia a la autoridad.

El director de Médicos por la Vida, Enrique Jaureguizar, aseguró, en declaraciones a los medios, que la sentada que realizada ante la clínica (la primera acreditada en España para la práctica del aborto legal de alto y bajo riesgo) es para exigir responsabilidades a los políticos, ya que, en su opinión, "ninguno defiende la vida", ni "toma las medidas adecuadas en temas de educación sexual y ayudas a la mujer embarazada que lleven a evitar acciones abortistas".

"ENORME LIBERTAD PARA ABORTAR".

Jaureguizar denunció la "enorme libertad" que existe a la hora de abortar, porque, tal como recalcó, "puede llevarse a cabo sin excusa, sólo porque sí".

Otro de los asistentes a la manifestación, Francisco Javier, sentenció que no se puede permitir que los médicos que realizan estas prácticas no tengan en cuenta "la fecha de gestación". En este sentido, apuntó que "hay que defender a los más inocentes", motivo por el cual se han reunido el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes.

Por su parte, la portavoz de otra de las asociaciones, Esperanza Puente, afirmó que desde su propia experiencia (ella misma abortó en la clínica Dator hace 13 años) las mujeres no están bien informadas sobre estas prácticas y que el "sentimiento de culpabilidad" que tiene la madre tras la interrupción del embarazo "es muy difícil de superar".