18 de octubre de 2019
2 de febrero de 2009

Agua.- El Scrats presenta una veintena de alegaciones al "contradictorio" Plan del Tajo por sentirse "indefensos"

Afirma que el aumento del caudal ecológico a su paso por Aranjuez les "dejaría más muertos que vivos"

MURCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats) ha presentado una veintena de alegaciones ante la serie de "contradicciones" que, a su entender, contiene el nuevo Plan Hidrológico de cuenca del Tajo, ante el que se sienten "indefensos" y en situación de "desamparo", según indicó hoy, en rueda de prensa, el presidente del Scrats, Francisco del Amor.

Los regantes del Tajo-Segura no fueron convocados al proceso de revisión "pese a ser parte interesada, como se nos reconoció desde la propia Confederación Hidrográfica del Tajo", apuntó Del Amor.

De hecho, el Scrats fue citado a una reunión para el 29 de abril de 2008 "que luego quedó aplazada 'sine die' y, finalmente, suprimida sin motivación alguna", a pesar de que la corporación "representa un uso de regadío de hasta 400 hm3 anuales" y a que en una de las mesas sectoriales convocadas --la del Tejido Social Estructurado-- se trató expresamente esta infraestructura.

Del Amor explicó que la citada mesa sectorial es "la más virulenta" contra el trasvase Tajo-Segura y que, por ello, el Scrats incluye una alegación con su "más enérgica protesta, considerando que, dado su carácter sectario, visceral y sin fundamento alguno --técnico, jurídico, ni social--" debe quedar al margen de la propuesta de nuevo Plan del Tajo.

En concreto, esa mesa acordó proponer "la eliminación del trasvase, incluyendo su cierre inmediato y la prohibición de la 'venta de agua'; el aumento de las reservas en Entrepeñas-Buendía para el desarrollo de los pueblos ribereños (aprovechamiento turístico del 40 por ciento de capacidad de los embalses, lo que supone 1.000 hm3); la paralización inmediata del proceso de otorgamiento de las concesiones al Segura; la modificación y/o derogación de la regla de explotación; al tiempo que se evita expresamente dar una definición o razones que justifique la eliminación de los trasvases".

"Y todo ello sin la presencia de representante alguno de los usuarios del trasvase que pudiera exponer algún fundamente en defensa del mismo", añade la alegación del Scrats, en la que se refleja la "respetuosa pero más enérgica protesta por esa vulneración de los principios más elementales de participación de partes interesadas en un procedimiento administrativo", apostilló.

Asimismo, Del Amor criticó que, en lo relativo a los abastecimientos, el nuevo Plan del Tajo incluya mancomunidades de fuera de la cuenca, como 'Algodor' y 'el Girasol', que pertenecen a la del Guadiana, "y no se tengan en cuenta las demandas de agua para abastecimientos en el Sureste", esto es, ignora tanto a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla como a los municipios almerienses de Galasa.

"MÁS MUERTOS QUE VIVOS".

Igualmente, Del Amor se refirió a toda una serie de alegaciones en contra del incremento del caudal ecológico del Tajo a su paso por Aranjuez, ya que "se alude a unos estudios para incrementarlo pero, cuando los hemos pedido, nos dicen que están en fase de elaboración". La propuesta incluida en el nuevo Plan del Tajo es que el caudal ecológico debería estar entre los 10,84 metros cúbicos/segundo en octubre y los 15,48 m3/segundo en abril, lo que daría una media de 12,70 m3/segundo "que equivale a 400 hm3 al año, lo que representa el 32 por ciento de la aportación natural media", advierte la alegación.

Al respecto, Del Amor detalló que esto supondría pasar de los 6m3/segundo de media que hay en la actualidad a más del doble, lo que necesitaría de 211 hm3 más anuales, una cifra que supondría que "nos dejaría más muertos que vivos" porque "no quedaría agua para regar". Por ello, el Scrats está elaborando su propio informe, a través de una universidad española y con expertos internacionales, que aportará para rebatir estos datos y que, según las primeras conclusiones, "se demuestra que con los 6m3/segundo actuales no hay afección ni para los bosques de ribera, ni para las truchas".

"Ese pretendido aumento del caudal ecológico conlleva una injustificada y muy grave afección al trasvase Tajo-Segura, en particular a los regadíos del Sureste, con una importantísima lesión económica y también medioambiental en la cuenca del Segura", agrega el Scrats, que advierte que "esta materia no puede ser tratada, ni mucho menos aprobada, sin la participación de los usuarios del trasvase, así como de las CCAA de Murcia, Valencia y Almería".

A su vez, las alegaciones presentadas por el Scrats reprueban que no se les haya tenido tampoco en cuenta en el apartado de regadíos, ya que "el aprovechamiento conjunto Tajo-Segura es un uso establecido por Ley que el Plan del Tajo no puede ignorar, aunque se considere que se trata de recursos excedentarios" y, por tanto, al igual que los abastecimientos, "debería figurar en la relación de demandas".

AUMENTO DE LA TARIFA

También estimó el Scrats "inconcebible" que "una obra de la importancia del Tajo-Segura, que se encuentra en funcionamiento desde hace 30 años y donde existe una recuperación de costes del 100 por ciento, no quede reflejado en el nuevo Plan del Tajo", y criticó que trate de establecer una planificación "sin tener previamente una caracterización adecuada de las aguas superficiales".

En este punto, Del Amor alertó de que en la próxima reunión de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, que tendrá lugar el próximo miércoles, "es muy posible que se aumente la tarifa, pasando de los 9 céntimos/m3 que hay ahora a los 17 céntimos/m3", casi el doble.

Las alegaciones piden que se estudie la influencia en los embalses de cabecera del Tajo de las "desmesuradas extracciones" de aguas subterráneas en la Mancha Oriental y zonas aledañas, que se depuren adecuadamente las aguas de Madrid y se reduzcan las elevadas pérdidas por transporte y distribución que tiene esa comunidad, de forma que que, parte de la demanda agrícola, se atienda agua depurada "como hacemos en la Región de Murcia, y eso que allí no tienen el problema de salinidad que tenemos nosotros", indicó Del Amor.

El presidente del Scrats recalcó que Entrepeñas y Buendía "son embalses que se crearon para el Tajo-Segura y son hiperanuales, por lo que no tiene que haber preferencia para el uso recreativo", e insistió en que "la reserva estratégica de 240 hm3 no se puede modificar si no es por Ley".

Finalmente, Del Amor desveló que estas alegaciones cuentan con la adhesión del Comité de Crisis ante la Sequía, integrado por Coag-Murcia, Asaja Murcia, Asaja Alicante, Comunidad de Regantes de Pulpí (Almería), Junta Central de Usuarios del Almanzora (Almería), Comisiones Obreras, Junta Central de Usuarios del Vinalopó (Alicante), Croem, Cámara de Comercio de Murcia, Fecamur, UPA, UGT, Fecoam, Proexport, Apoexpa y el Scrats.