17 de enero de 2021
24 de febrero de 2007

La armadora del buque 'Ostedjik' pretende entregar "lo antes posible" los certificados necesarios para su partida

A CORUÑA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La armadora del buque holandés 'Ostedjik' -Navigia Shipmanagement- está realizando los trámites necesarios para entregar "lo antes posible" los certificados de navegabilidad del buque y de su carga, así como sobre el estado de la mercancía, solicitados por Salvamento Marítimo, según confirmó a Europa Press la letrada que trabaja en A Coruña para el bufete Soroa-Zabaleta, contratado por la operadora del buque holandés y especializado en Derecho Marítimo.

María José Rodríguez -que pertenece al mismo bufete que asumió la defensa del capitán del 'Prestige', Apostolos Mangouras- admitió la dificultad de llevar a cabo este proceso "por ser fin de semana", pero insistió en que la intención de la armadora es entregarlos "lo antes posible".

Sobre el destino final de la mercancía -una vez que las autoridades marítimas españolas autoricen la partida del barco - indicó que se trata de una "cuestión técnica", en alusión al estado de la mercancía.

María José Rodríguez afirmó que inicialmente "parece que a Valencia no va a ir" -puerto que antes de que se registrasen los problemas en el barco era el destino inicial de las 6.000 toneladas de fertilizante que lleva a bordo-, aunque apuntó que todavía no lo saben de forma definitiva. Al respecto, insistió en que la decisión sobre el destino final del buque está supeditada a la valoración de los técnicos.

CONTROL DE LA INSPECCIÓN

Aunque la armadora presente los certificados exigidos, la directora general de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo (Sasemar), Pilar Tejo, ya avanzó ayer que inspectores marítimos realizarán un control antes de su partida. Así, se comprobará que el barco no sufre daños y que toda la carga afectada por la descomposición está inerte.

El buque permanece fondeado a una milla de la costa de Viveiro, en la zona de Isla Coelleira, y ayer se dio por terminada la fase de enfriamiento de la carga y por controlada la descomposición de su contenido. El dispositivo de control de la temperatura, que se puso en marcha tras finalizar los trabajos de enfriamiento, se mantendrá durante 24 ó 48 horas para certificar que no se reactiva el proceso de calentamiento de la carga, detenido, según explicó ayer la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, con una probabilidad del 95%.

NEGOCIACIÓN ECONÓMICA

En cuanto al proceso que se iniciará ahora, la abogada de la armadora aseguró que las autoridades españolas y el armador tendrán que dilucidar la "cuestión económica", ya que la ministra de Fomento confirmó ayer que reclamarán al armador toda la "responsabilidad" que tengan que exigirle.

También avanzó que ya están contabilizados los costes y que el armador será el primero en conocerlos. Al respecto, María José Rodríguez explicó que tendrán que analizar la reclamación de los gastos que les haga Salvamento Marítimo y añadió que es pronto para concretar cuánto puede durar este proceso.

La negociación económica implicará determinar qué parte del operativo corre a cargo del armador y después negociar qué parte del valor de la carga que no esté dañada tendrá como destino las cuentas de la compañía de salvamento SvitzerWijsmuller, que ha contratado también el armador.