22 de octubre de 2019
9 de diciembre de 2014

Automovilistas piden revisar los sistemas de retención al ser la salida de vía el motivo del 40% de muertes en el puente

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha pedido que se revisen los sistemas de retención en las carreteras españolas, después de que en el puente de la Constitución el 40 por ciento de las víctimas hayan fallecido por salida de vía.

"Nos preocupa, porque siendo uno de los tipos de accidentes más numerosos, debería activarse un protocolo para verificar si los sistemas de contención que hay en las carreteras sirven para evitar unas mayores consecuencias en caso de perdida de control del vehículo. Hay que comprobar que sean eficientes", ha apuntado en declaraciones a Europa Press.

En este sentido ha indicado que, aunque este tipo de accidentes "dependen mucho del factor humano", también hay que detectar si unos buenos sistemas de retención "pueden aliviar las consecuencias de siniestro por salida de vía".

Por otra parte, ha indicado que no se puede hacer un balance de un "periodo tan corto" como este puente, pero se ha mostrado realmente preocupado por el "acumulado anual" en el que se ha producido "un incremento en el número de víctimas".

También ha mostrado su "preocupación" por el "importante incremento de la mortalidad en la Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura, Aragón, Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla y León, Murcia y Navarra.

Por su parte, el presidente de la Asociación Estatal de Accidentes (DIA), Francisco Canes, ha señalado que los 16 fallecidos en las carreteras durante el puente de la Constitución --los mismos que en 2013 y dos más que en 2012-- demuestra que "la tendencia al descenso se ha detenido".

A su juicio, es un ejemplo más de que éste va a ser "un mal año en cifras de siniestralidad" y ha pedido al Ministerio del Interior que se "tome más en serio" su trabajo y sus políticas, que Canes considera "agotadas".

Para la presidenta de 'Stop Accidentes', Ana Novella, no se puede considerar este "dato positivo", si no existe una bajada en el número de fallecidos. Una tendencia que, reconoce, se ve reflejada "en el cómputo global del año, que va a acabar con cifras superiores a las de 2013".

EL PUENTE EN CIFRAS

En el balance definitivo de este puente, que recoge los accidentes registrados entre las 15.00 horas de este viernes y las 00.00 horas del lunes, también se han contabilizado además doce personas heridas.

El viernes tuvo lugar un accidente mortal en Huesca que tuvo como consecuencia la muerte de una persona, mientras que otra resultó herida.

Por su parte, el sábado cinco accidentes mortales, que se produjeron en Barcelona, Murcia, Málaga y dos en A Coruña, provocaron cinco fallecidos. En la jornada del domingo hubo tres accidentes mortales, dos en Asturias y uno en Ciudad Real, que se saldaron con tres muertos. Otras dos personas resultaron heridas en las carreteras españolas.

El lunes se registraron seis accidentes mortales en los que han fallecido siete personas, mientras que otras cuatro han resultado heridas en las carreteras. En concreto, dos personas han muerto en Alicante, una en A Coruña y otra en Ávila.

De los 15 accidentes, siete han sido salidas de la vía, seis colisiones y un atropello a peatón y otro atropello a ciclista. En el acumulado anual hasta el 8 de diciembre se llevan contabilizados 1.062 fallecidos.

INESTABILIDAD DE CIFRAS

La cifra de 16 fallecidos coincide con la registrada, a pesar de durar el puente un día más. Del mismo modo, esta cifra supone dos muertes más que en 2012, cuando se registraron 14 víctimas. Ese año se contabilizaron los accidentes de miércoles a domingo, dos días más que este año.

También en 2012 el mayor número de fallecidos se produjeron por salida de vía, con un total de 9 muertos por este motivo. Dos de ellos fueron atropellos y el restante una colisión.

En años anteriores el número de cifras es inestable, ya que se pasa de los 40 fallecidos en 2011 --la campaña recogía los siniestros entre el 2 y el 12 de diciembre, ya que los festivos caían en martes y jueves y abarcaban dos fines de semana-- y los 23 de 2010, cuando se contabilizaron apenas cuatro días.