18 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

(Avance) Sequía.- Las lluvias de los últimos días retrasan la entrada a un estado de emergencia hasta el 1 de mayo

BARCELONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las lluvias de los últimos días en el territorio catalán, "poco abundantes, pero significativas", han retrasado la previsión de entrada a una fase de emergencia hasta el 1 de mayo, según anunció hoy el conseller de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat, Francesc Baltasar.

El conseller confió en que las precipitaciones previstas para las próximas dos semanas puedan aportar entre 15 y 30 hectómetros a las cuencas, dando un "respiro" de entre "un mes y medio o dos meses", lo que haría que la situación de sequía sea "notablemente mejor".

Baltasar, que sigue defendiendo el trasvase del Segre como la "mejor" opción para evitar restricciones en el área metropolitana de Barcelona si persiste el actual estado de sequía, anunció que entre junio y julio empezará a funcionar una tubería de ocho kilómetros que unirá las aguas que salgan de la Depuradora del Llobregat con el caudal de este río hacia arriba, y acabarán en la potabilizadora de Sant Joan Despí, aportando un total de 2,5 hectómetros cúbicos mensuales a los municipios conectados a estas instalaciones. Este medida, que estaba prevista en el plan de reutilización de aguas de 2007-2012, se ha "adelantado" y costará 28 millones.