18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 30 de noviembre de 2009

    El cambio de roles sociales del hombre y la mujer puede ser causa de aumento de la violencia de género, según un estudio

    MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Una investigación realizada en la Universidad de Granada señala que los cambios experimentados en los roles sociales tradicionales del hombre y la mujer puede ser una de las causas del aumento de los casos de la violencia de género, ya que "cuando los hombres sexistas sienten que su poder dentro de la pareja está amenazado, pueden utilizar la violencia como herramienta para restaurar el poder perdido".

    Estas conclusiones se desprenden de una investigación realizada en el Departamento de Psicología Social y Metodología de las Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Granada por Mª Carmen Herrera Enríquez y dirigida por los profesores Francisca Expósito Jiménez y Miguel C. Moya Morales, con el objetivo de dar respuesta a una pregunta muy concreta: '¿Por qué algunos hombres maltratan a algunas mujeres?'.

    De esta forma, explican que la violencia se convierte en una herramienta de control del poder amenazado, debido a que una parte importante de hombres "se sienten amenazados por el cambio de sus relaciones con las mujeres y no son capaces de entender las relaciones de género en términos de igualdad pese a la norma social imperante".

    Por otra parte, "las mujeres que creen que sus parejas reaccionarán agresivamente contra ellas si no se mantienen en los roles tradicionales eligen sacrificar la igualdad por la seguridad". La investigadora califica este problema como 'sexismo benévolo', que puede llevarlas a "restringir sus ambiciones para no enfrentarse a los conflictos con sus parejas románticas" y, por lo tanto, resulta ser "una lente que distorsiona la realidad, que debilita la resistencia de la mujer ante cualquier situación de desigualdad, discriminación o violencia de la que es objeto".

    La investigación se basa en dos factores explicativos: el sexismo y la asimetría de poder en la pareja. Concretamente, su autora pretendía dar un paso más, e intentar indagar en el papel que juega la percepción de amenaza al poder en los mecanismos que producen la violencia de género. Y es que, como apostilla Mª Carmen Herrera: "No sólo es importante cómo se comporta la persona, sino también considerar la influencia del contexto social y lo que éste aporta a dicho comportamiento".

    Los resultados de este trabajo pueden constituir, según explican en un comunicado, "una pieza esencial en la prevención e intervención en el ámbito de la violencia de género", ya que su autora no sólo ha hecho visible la importancia de los factores ideológicos en el agresor, sino que también ha resaltado el papel que juega la ideología sexista benévola en el caso de las mujeres como potenciales víctimas.