23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 12 de marzo de 2008

    Carod muestra su "conmoción" por la muerte de Cassià Maria Just, a quien tuvo a su lado en circunstancias "difíciles"

    BARCELONA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, mostró hoy su "conmoción y tristeza" por la muerte del abad emérito de Montserrat Cassià Maria Just, a quien tuvo a su lado "en las circunstancias personales y políticas más difíciles".

    Carod agradeció la amistad y la solidaridad de Cassià Just. En 2004, dio su apoyo al presidente de ERC y entonces 'conseller en cap' cuando se hizo pública su reunión con ETA en Perpignan. Según explicó Carod ese día, le hizo saber "la posibilidad de ese contacto", aunque asumió "toda responsabilidad" de la reunión.

    "Cassià era una persona que se hacía querer. Fue un defensor de la libertad del país y, sobre todo, de la gente más necesitada", recalcó en un comunicado. Asimismo, Carod explicó que tuvo la oportunidad de hablar con él días atrás y que le confesó que esperaba este momento "en paz y serenidad".

    El vicepresidente ya ha dado el pésame al abad de Montserrat, Josep Maria Soler. Carod asistirá al funeral, que se oficiará el viernes en la Abadía de Montserrat y que presidirá Soler.

    El ex abad de Montserrat, que dirigió la abadía entre 1966 y 1989, murió de cáncer a las 5 horas de esta mañana en Montserrat, según informó el monasterio en un comunicado.