22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Una compañía española lanza al mercado sus nuevas cazadoras con airbag para motoristas

    Una compañía española lanza al mercado sus nuevas cazadoras con airbag para motoristas
    EP

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Los motoristas disponen de un nuevo sistema de seguridad ideado por una empresa española y que consiste en la incorporación de un airbag a los modelos clásicos de cazadora de motorista, que se activa en cuestión de segundos en caso de accidente amortiguando el impacto de la caída.

    Este sistema protege las zonas vitales del cuerpo por medio de un chaleco interior que se hincha 10 centímetros y que cubre el pecho, la espalda y la nuca. La cazadora cuenta también con un sistema de anclaje a la moto, que en caso de accidente, se libera para evitar que el conductor sea arrastrado por el vehículo, al tiempo que activa el mecanismo para el inflado.

    De esta forma, la fuerza e inercia generada por el motoristas al caer del vehículo, activará el mecanismo de apertura del cartucho, dejando pasar el CO2 al chaleco y abriendo la argolla que mantenía al piloto sujeto a la moto.

    El director comercial de la empresa creadora, especializada en complementos para motoristas relacionados con la seguridad en carretera, Dirbike, Javier Valls, aseguró en declaraciones a Europa Press Televisión que el uso de este nuevo airbag puede evitar lesiones en zonas como pulmones, corazón y columna vertebral.

    En este sentido, destacó el hecho de que los únicos sistemas de protección disponibles en la actualidad en el mercado para los usuarios de motos eran los consistentes en rodilleras y coderas incorporados a trajes de materiales resistentes.

    Con el airbag, además, "siguen contando con los mismos mecanismos, pues las cazadoras son de materiales resistentes e impermeables y con la protección de codos y hombreras, pero suman este sistema que amortigua el impacto contra el suelo".

    Asimismo, explicó que el sistema puede reutilizarse cuantas veces sea necesario cambiando el cartucho de CO2 que hincha el chaleco, y que va colocado en la parte trasera inferior del forro de la cazadora, a la que se accede fácilmente desabrochado una cremallera.

    Una vez utilizado, basta con retirar el cartucho gastado de tal manera que el chaleco interior va soltando el aire hasta quedar completamente vacío, tras lo cual se puede proceder al recambio de bombona y plegar el flotador de la zona de la nuca que ha quedado expandido tras el uso.

    El precio de estas cazadoras oscila entre los 390 del modelo más básico a los 590 euros de la cazadora de cuero, y está disponible en diferentes diseños de temporada y en varias tallas.