29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
30 de noviembre de 2009

Cooperantes.- La Generalitat intensifica los contactos con el Gobierno y los familiares

BARCELONA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Govern, Josep Lluís Carod-Rovira, aseguró hoy que desde ayer por la noche, cuando saltó la noticia del secuestro de los tres cooperantes catalanes, la Generalitat ha mantenido continuos contactos con el Gobierno y familiares y activó un dispositivo de emergencia habitual en estos casos para lograr su resolución rápida y positiva.

En declaraciones a Europa Press, Carod explicó que él mismo ha hablado con el ministro de Interior, Álfredo Pérez Rubalcaba, para tener información en todo momento de primera mano, y también con familiares de los secuestrados, como el padre de Albert Vilalta, que había sido conseller de Medio Ambiente en el gobierno de Jordi Pujol, y el hermano de la funcionaria de Justicia Alicia Gámez.

Según Carod, la Generalitat estará preparada para enviar a un representante con capacidad de ejecución si se prepara algún tipo una misión en la zona.

Preguntado por la autoría del secuestro, el vicepresidente del Govern declaró que hay que esperar a tener la confirmación oficial, aunque cada vez hay más indicios que apuntan a una posible autoría de Al-Qaeda.

Asimismo, instó a las ONG a evitar itinerarios o recorridos que no sean el cien por cien seguros para también evitar situaciones de riesgo.

En un comunicado, la viceconsellera de Asuntos Exteriores y Cooperación de la Generalitat, Roser Clavell, afirmó que este hecho hará replantearse todas las acciones de cooperación en países con situación de riesgo, de manera que los proyectos deberán verse reforzados con medidas de seguridad que garanticen la integridad de los cooperantes españoles que trabajan en el mundo.

En cualquier caso, recordó que la vocación solidaria de Catalunya no disminuirá y se seguirá apoyando a países en vías de desarrollo del tercer mundo.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha mantenido contactos con la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y la ministra de Defensa, Carme Chacón.