22 de octubre de 2019
21 de julio de 2008

Cuatro activistas de Greenpeace descuelgan una pancarta en la sede de Endesa en Madrid

Cuatro activistas de Greenpeace descuelgan una pancarta en la sede de Endesa en Madrid
GREENPEACE



   MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) - 


La fachada de la sede madrileña de la multinacional Endesa amaneció hoy cubierta por una gran pancarta que cuatro activistas de Greenpeace colgaron como protesta contra el proyecto de la empresa de construir en la Patagonia chilena cinco megarrepresas que "afectarán gravemente a una de las reservas de agua dulce más importantes" del Planeta, informó el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde.

   En declaraciones a Europa Press, López explicó que la construcción de estas cinco grandes presas hidroeléctricas en Chile "afectará gravemente a un ecosistema en un prístino estado de conservación como es la Patagonia, una de las reservas de agua dulce más importantes" del Planeta.

   Sin embargo la construcción de estas presas, que supondría "la destrucción del río Baker, el río más caudaloso de Chile, y del Pascua", donde habita el huemul --especie en peligro extinción y símbolo nacional de Chile--, no es lo único que preocupa a las plataformas de ecologistas ya que con la llegada de las cinco mil trabajadores de las obras, habría que construir "ciudades, puertos e incluso un aeropuerto para la llegada de materiales", apuntó.

   Por otro lado el director de Greenpeace España criticó "la responsabilidad" que también tiene el Gobierno de Chile en este proyecto que según López cuenta con el "apoyo" de las autoridades estatales.

   En este sentido, el director ejecutivo de Greenpeace Chile, Rodrigo Herrera, mostró su deseo de que "se desenmascaren las  verdaderas intenciones" de este proyecto energético, ya que en su opinión "hay un montón de potencial, pero Endesa está tozudamente empeñada en sacar este proyecto". Chile es un país donde la utilización de los recursos hídricos están privatizados, y Endesa posee "más del 90 por ciento de los derechos de agua", de modo que a la multinacional española le sale "muy barato" explotar los recursos fluviales.

   "No consideramos viable este proyecto y esperamos a toda costa que Endesa desista", manifestó Herrera proponiendo una apuesta por las energías renovables tal y como anuncia la empresa en su eslogan publicitario. "La publicidad de Endesa dice que ellos trabajan por el futuro de los hijos de tus hijos, queremos decir que el futuro de los hijos de tus hijos está en las energías renovables y no en la destrucción de la patagonia chilena", concluyó.