8 de diciembre de 2019
6 de abril de 2010

Defensor del Menor de Madrid cree que el crimen de Seseña se debe a la "crisis de valores" que impera en la sociedad

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, señaló que el asesinato de la menor Cristina Martín en la localidad toledana de Seseña a manos, presuntamente, de otra menor se debe a la "crisis de valores" que impera en la sociedad.

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Canalda se preguntó qué es lo que lleva a dos menores a "quedar para pegarse y que una acabe matando a la otra". "Vivimos instalados en un relativismo donde derivamos la importancia de las cosas a otras que son menos importantes. Tenemos una crisis de valores de una profunda magnitud donde la vida humana no vale nada y donde en definitiva los chavales son lo que ven", declaró.

Así, el Defensor del Menor abogó por "volver a la educación en valores, en el respeto, en el esfuerzo, en dar valor, en empatizar, en ponerse en el lugar del otro, en ayudar a quien lo necesita y en el merito". "Todo ese tipo de cosas que parece que no están de moda y cuando se nombran se nos tacha de retrógrados", apuntó.

Preguntado por su opinión sobre el endurecimiento de la actual Ley del Menor, Canalda indicó que esto es algo que viene reclamando desde que fue nombrado en su cargo. "Es una buena ley..., sin embargo, casos tan terribles como éste o como el de Sandra Palo ponen de manifiesto que la ley no contempla medidas lo suficientemente importantes como para garantizar la reinserción de un menor, como el caso de 'El Rafita'", manifestó.

En cuanto a la posibilidad de que Internet esté abriendo un campo nuevo para este tipo de crímenes o violencia entre menores, Canalda detalló que las redes sociales son "una nueva realidad que los adultos desconocen y donde los chicos ponen demasiada información".

"La realidad es que los niños saben más que los padres, que las redes sociales son una nueva realidad que desconocen los adultos y que no hay ningún control sobre ellas. Deberíamos ser más exigentes con este tema", matizó en este sentido.

Canalda aseguró finalmente que, aunque no es fácil solucionar la actual situación, debe ser desde casa donde de les transmita esos valores a los chicos y desde las instituciones desde donde se ayude a las familias "desde la base".