15 de noviembre de 2019
14 de julio de 2010

Desarticulada una red que introducía a mujeres y las extorsionaba

BILBAO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de Bilbao han desarticulado una red dedicada al tráfico de personas en una operación en la que han sido detenidos sus tres máximos responsables. La red se dedicaba a introducir en España a mujeres procedentes de Paraguay y a extorsionarlas económicamente, según ha informado este miércoles la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

La operación se ha desarrollado tras tener conocimiento en la Brigada de Extranjería y Fronteras de que un matrimonio de ciudadanos paraguayos, residentes en Bilbao, se dedicaba, en el ámbito de una organización criminal, a estas operaciones.

Las investigaciones permitieron identificar a dicho matrimonio, formado por María Florencia G.I. y Antonio Dionisio G.S.. Al parecer, la mujer se ocupaba de financiar, controlar y asegurar que estos viajes se pudieran realizar y de que los inmigrantes no tuviesen problemas en los puestos fronterizos.

Su marido, por su parte, era el encargado de vigilar y controlar a las mujeres que llegaban a España a través de la trama delictiva y quien se encargaba de recoger y asegurar los pagos a la organización, para lo que "no dudaba en ejercer la violencia si la situación así lo requería".

Además, la hermana de la mujer, residente en Paraguay, se ocupaba de la captación de mujeres jóvenes que se hallaban en situación de precariedad económica, "prometiéndoles un futuro mejor" en España previo pago a la organización.

Una vez captada la víctima, ésta se comprometía a pagar a la organización una cantidad de 3.000 euros por el viaje, más un 10 por ciento adicional en concepto de interés.

Además, se obligaba a devolver la cantidad de 1.500 euros que les eran entregados para poder demostrar antes de entrar en España "una situación económica en realidad inexistente", generando un interés del 15 por ciento.

Una vez en España, la organización las alojaba en pisos regentados por la mujer hasta que les consiguieran un trabajo, normalmente como internas en el servicio doméstico. Si el empleo era proporcionado por la propia red, la deuda original contraída podría hasta quintuplicarse, de manera que cada víctima debía una cantidad de 500 euros al mes, más los intereses, "lo que obligaba a muchas de ellas, ante la imposibilidad de hacer frente a tales pagos mensuales, a ejercer la prostitución".

OPERACIÓN ABIERTA

Por todo ello, los agentes han procedido al arresto del matrimonio residente en España, así como al registro de dos pisos que la organización usaba para sus actividades criminales, donde fueron localizadas varias agendas en las que constaban los pagos y las deudas que las ciudadanas contraían con la organización, 150 giros por valor de 40.000 euros remitidos a Paraguay, siempre en cantidades menores a los 300 euros para evitar ser detectados por las autoridades españolas.

Por su relación con este grupo, se ha detenido también a Maximino G.D., residente en Bilbao. Los detenidos, a quienes se les imputan presuntos delitos por tráfico de personas, coacciones y amenazas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Bilbao en funciones de Guardia.

La documentación incautada se encuentra en la actualidad en estudio para poder identificar a más implicados o a perjudicados y víctimas de esta organización criminal, por lo que la operación continua abierta y no se descartan nuevas detenciones.