26 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Desarticulan una banda que robaba entre Mijas y Marbella y detienen a ocho ciudadanos rumanos

MIJAS (MÁLAGA), 30 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Mijas (Málaga) y de la Guardia Civil han desarticulado una banda que, presuntamente, se dedicaba a robar en establecimientos y campos de golf entre este municipio y Marbella, habiendo detenido a ocho personas de nacionalidad rumana.

Cinco de estos individuos fueron detenidos por la Policía Local en dos operaciones, según informó el Ayuntamiento de Mijas en un comunicado.

Los cuerpos de seguridad venían estrechando desde hacía semanas la vigilancia, ante los avisos de responsables de campos de golf en los que se habían producido robos, así como por denuncias de delitos cometidos en establecimientos de Las Lagunas, especialmente en las zonas de las calles Margarita y Río Pasadas, así como en la avenida de Los Lirios.

La primera intervención de la Policía Local se produjo el 16 de mayo, cuando una patrulla de la Policía de Barrio identificó un vehículo que se sospechaba que era utilizado para cometer los robos. Los agentes intentaron detenerlo y comenzaron una persecución que terminó en una colisión con el vehículo patrulla en la calle Kennedy, en la zona de Las Cañadas.

Los dos ocupantes fueron detenidos, a pesar que de los agentes sufrieron algunas lesiones en el incidente. Los presuntos delincuentes fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil y, posteriormente, puestos a disposición judicial

La segunda actuación tuvo lugar el día 22, cuando se detectó en La Cala un segundo vehículo, que también había sido identificado. Se inició una persecución que concluyó en el puente de Entrerríos, con la detención de tres individuos jóvenes. Uno de ellos era instructor militar en su país y se les intervino una considerable cantidad de dinero en euros y divisas.

Durante la persecución arrojaron por las ventanillas objetos como teléfonos móviles de última generación que procedían de robos a golfistas y que fueron recuperados en una batida posterior.

También se procedió a entregar su custodia a la Guardia Civil, que en otra operación detuvo a tres rumanos más; igualmente fueron puestos a disposición de un juez. Responsables policiales investigan la posible relación de los detenidos con delitos cometidos en otros municipios de la Costa del Sol.