30 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

Detenido en Orense acusado del asesinato de sus padres y su hermano pequeño en Burgos en 2004

Detenido en Orense acusado del asesinato de sus padres y su hermano pequeño en Burgos en 2004

VALLADOLID/ORENSE, 13 Jun. (OTR/PRESS) -

El único superviviente de una familia que falleció en Burgos en 2004, ha sido detenido como presunto autor de la muerte de sus padres, Salvador Crisanto Barrio y Julia Dos Ramos, y de su hermano Álvaro Barrio de 12 años. El arrestado, R.B.D.R, de 19 años, vivía actualmente en Orense, donde estudiaba en la Universidad Laboral de la ciudad gallega. El joven fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Burgos, y se le aplicará la ley del menor ya que cuando cometió el crimen contaba con 16 años.

Según fuentes policiales el detenido, fue arrestado ayer por efectivos del Grupo de Homicidios de la UDEV Central por los hechos sucedidos el 8 de junio de 2004 en Burgos. La detención del joven se produjo en el entorno de la Universidad Laboral de Orense, donde estudiaba, y en donde vivía en una residencia de estudiantes de lunes a viernes, mientras que el fin de semana se desplazaba al domicilio de la hermana de su madre en la parroquia de Queirugás, en Verín (Orense).

El crimen que se le atribuye, tuvo lugar en Burgos en 2004, cuando un matrimonio de 53 y 47 años y su hijo de 12 años, fueron encontrados muertas en su domicilio de la calle Jesús María Ordoño. El asesino no forzó la puerta de entrada a la vivienda, no dejó rastro de su presencia en el lugar, ni fue visto por ningún vecino del inmueble. Cuando llegó la policía, el padre, que según la investigación pudo ser el primer objetivo del asesino, presentaba 50 puñaladas y fue hallado bajo la mesa de la cocina. La madre fue degollada en el dormitorio y tenía 17 heridas de arma blanca, mientras que el hijo pequeño, el último en morir, había recibido 32 puñaladas.

Por su parte, R.B.D.R, que por aquel entonces contaba con 16 años, no se encontraba en el domicilio ya que esa misma noche, como todos los domingos, su padre le había dejado en la estación de autobuses. Allí tomaba un autocar que lo trasladaba hasta el Colegio de los Gabrielistas de La Aguilera, cerca de Aranda de Duero, donde estudiaba en régimen de internado.

Tras tres años de investigación por parte de la Policía, ahora ha sido arrestado el hijo mayor de las víctimas, que cuando fallecieron sus padres y tuvo lugar una manifestación de repulsa en Burgos por lo ocurrido, fue quien leyó el manifiesto final de la misma, en el que instó a los responsables de la investigación que continuaran hasta el final para que el culpable del crimen no quedara sin castigo.

TRASLADO A ORENSE

Tras la muerte de sus padres y su hermano menor, el ahora detenido se trasladó a la localidad orensana de Verín a vivir junto a su familia materna, con la que convivía los fines de semana en la parroquia de Queirugás, mientras que durante la semana residía en Orense para acudir a sus clases en la Universidad Laboral.

Tras hacerse pública la noticia de su detención sus compañeros de clase y amigos de la universidad aseguraron que la conducta del chico en su día a día "era siempre intachable" y "nada violenta". El joven fue puesto a disposición de la Fiscalía de Menores de Burgos y se le aplicará la ley del menor, ya que cuando cometió el crimen aún no había cumplido la mayoría de edad.