22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 23 de febrero de 2010

    El director del CNI rechaza explicar el presunto pago de rescate y afirma que se cumplió la ley en todo momento

    MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, rechazó hoy dar explicaciones sobre el presunto pago de un rescate por la liberación del atunero 'Alakrana' a los diputados de la Comisión de Fondos Reservados del Congreso de los Diputados. Asimismo, les trasladó que se cumplió la ley en todo momento y negó errores en la gestión de la crisis por parte del Centro.

    Según explicaron a Europa Press fuentes conocedoras del contenido de la reunión, Sanz Roldán dijo que estaba amparado por la ley y se acogió a su derecho para no dar explicaciones sobre ese presunto pago, por lo que rechazó comentar absolutamente nada sobre este particular.

    Este mismo argumento legal ha sido utilizado por el CNI para negar incluso información sobre el rescate al juez encargado del caso en la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que hace unos días volvió a remitir un requerimiento al Servicio de Inteligencia para pedirle que identifique a las "personas, empresas, grupos y bufetes nacionales o internacionales" que pudieron participar como "intermediarios o destinatarios" en el pago del rescate que habría permitido la liberación del atunero 'Alakrana'.

    Pedraz adoptó esta resolución a instancias del fiscal Jesús Alonso, que le había solicitado que se dirigiera a los servicios secretos para preguntarles por la identidad de las personas que pudieron participar en esta maniobra, "pagando o colaborando con estructuras u organizaciones dedicadas a la piratería".

    YA SE NEGÓ A DAR DATOS AL JUEZ

    En diciembre pasado el CNI ya se negó por primera vez a facilitar esta información al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 alegando que se trataba de información confidencial, por lo que debía ser desclasificada previamente por el Consejo de Ministros, según explicaron fuentes jurídicas.

    Los grupos parlamentarios confiaban en que Sanz Roldán ofreciese hoy más detalles al tratarse de una comparecencia a puerta cerrada y en la Comisión de Gastos Reservados creada precisamente para controlar esas partidas y las actuaciones del CNI.

    En concreto, el PP esperaba que esta comparecencia aclarara si hubo o no pago del rescate y si el Estado participó del mismo, así como el esclarecimiento de los detalles del desembarco de los marineros, hecho que desencadenó la presión social de las familias sobre el Gobierno, y el supuesto 'timo' a tres agentes del CNI que trataban de lograr la liberación de los marineros.

    De su lado, CiU pedía en su solicitud de comparecencia que Sanz Roldán precisara la tarea realizada por los servicios de inteligencia españoles, el coste total del rescate y quién lo había pagado, entre otros asuntos.

    Sin embargo, el general mantuvo el mismo criterio que ante el juez y se negó a dar detalles, limitándose a señalar que el CNI no cometió ninguna ilegalidad y que tampoco se le pueden achacar errores en la gestión del secuestro.

    De los dos grupos que pidieron la presencia del director del CNI, el representante de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, no pudo acudir por enfermedad, pero sí estuvo la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría. Tras la comparecencia, fuentes del PP expresaron su "absoluta insatisfacción" por las explicaciones obtenidas, por lo que no descartaron "ulteriores acciones" futuras para aclarar este asunto.

    En la Comisión también estuvieron presentes los portavoces de PSOE, PNV, IU y BNG, así como el presidente del Congreso, José Bono. El primero en abandonar la reunión, de apenas una hora de duración, fue el portavoz socialista, José Antonio Alonso, quien sí comentó su "satisfacción" por las explicaciones recibidas de Sanz Roldán.

    EL GENERAL, SATISFECHO

    Además de la 'popular' Soraya Sáenz de Santamaría, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, también salió de la reunión con un gesto no tan complaciente. Josu Erkoreka (PNV), por su parte, aseguró estar "razonablemente satisfecho". El que salió más contento fue el propio Sanz Roldán, quien aseguró que los diputados le pidieron explicaciones "sobre todo lo que consideraron necesario", y que él les había "respondido a todo".

    Finalmente, Bono atendió también a los periodistas, si bien puntualizó que él cumplía "gustoso" su obligación de no desvelar el contenido de la reunión, al tiempo que advirtió de que los diputados "tampoco pueden hablar" al respecto. "Incluso creo que si lo hiciésemos cometeríamos un delito", subrayó.

    En la reunión de hoy se habló básicamente sobre el Alakrana, si bien hubo "algún comentario tangencial" sobre otras cuestiones, según aseguran los asistentes. Eso sí, no hubo mención a la situación de los tres cooperantes españoles secuestrados en Mauritania, en cuya liberación también trabajan agentes del CNI.