24 de octubre de 2020
28 de septiembre de 2020

Los divorcios caen en España hasta los 91.645 y uno de cada tres se produce tras más de 20 años de matrimonio, según INE

Los divorcios caen en España hasta los 91.645 y uno de cada tres se produce tras más de 20 años de matrimonio, según INE
Pareja paseando - EUROPA PRESS - ARCHIVO

   MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El número de divorcios en 2019 en España fue de 91.645, un 3,8% menos que el año anterior, reduciéndose por segundo año consecutivo, y uno de cada tres se produjo tras más de 20 años de matrimonio, según la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios del Instituto Nacional de Estadística (INE), actualizada este lunes por la tarde.

   En concreto, durante el año 2019 se produjeron 95.319 casos de nulidad, separación y divorcio, lo que supuso una tasa de 2 por cada 1.000 habitantes. El total de casos supuso una disminución del 4,1% respecto al año anterior.

   Por tipo de proceso, se produjeron 91.645 divorcios, 3.599 separaciones y 75 nulidades. Los divorcios representaron el 96,1% del total, las separaciones el 3,8% y las nulidades el 0,1% restante.

   En concreto, el número de divorcios disminuyó un 3,8% respecto al año anterior, el de separaciones se redujo un 12,2%, y el de nulidades cayó un 18,5%.

   El 78,9% de los divorcios fueron de mutuo acuerdo y el 21,1% restante, contenciosos. En el caso de las separaciones, el 86,7% lo fueron de mutuo acuerdo y el 13,3%, contenciosas.

   Además, de los datos se desprende que en 2019 hubo 1.100 divorcios entre personas del mismo sexo (el 1,2% del total). De ellos, 560 fueron entre hombres y 540 entre mujeres. Además, hubo 19 separaciones (0,5% del total).

   La duración media de los matrimonios hasta la fecha de la resolución fue de 16,7 años, cifra ligeramente inferior a la de 2018, y uno de cada tres divorcios se produjo después de 20 años o más de matrimonio (el 32,8% del total).

   El 76% de los divorcios se resolvió en menos de seis meses y en el 8% de los casos la duración fue de un año o más. En el caso de mutuo acuerdo el tiempo se redujo hasta 3,2 meses, mientras que en los contenciosos alcanzó los 10,1 meses.

ESPAÑOLES DE ENTRE 40 Y 49 AÑOS

   El mayor número de divorcios entre cónyuges de diferente sexo tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres, unas edades similares a las registradas en 2018. En el 82,5% del total de divorcios, los cónyuges eran de nacionalidad española; en el 10,4% uno de ellos tenía nacionalidad extranjera y en el 7,1% ambos eran extranjeros.

   El 43,3% de los matrimonios correspondientes a las resoluciones de separación o divorcio no tenían hijos (menores o mayores dependientes económicamente), porcentaje similar al del año anterior.

   El 44,8% tenían solo hijos menores de edad, el 5% solo hijos mayores de edad dependientes económicamente y el 6,9% hijos menores de edad y mayores dependientes económicamente. El 25,4% tenía un solo hijo (menor o mayor dependiente económicamente).

   En el 57,1% de los casos de divorcio y separación de los cónyuges de diferente sexo se asignó una pensión alimenticia. En el 65% de los casos, el pago de la pensión alimenticia correspondió al padre; en el 4,1%, a la madre, y en el 30,9%, a ambos cónyuges.

   Por su parte, en los divorcios y separaciones entre cónyuges del mismo sexo se asignó una pensión alimenticia en el 27,5% de los casos.

SIGUE AUMENTANDO LA CUSTODIA COMPARTIDA

   En cuanto a la custodia de los hijos menores, esta fue otorgada en el 52% de los casos de divorcio y separación entre cónyuges de diferente sexo. En el 37,5% de los casos se otorgó la custodia compartida, lo que supone un incremento de 3,7 puntos con respecto a 2018, consolidándose la tendencia al alza que viene produciéndose desde hace una década.

   En el 58,1% de los casos, la custodia se le otorgó a la madre, en el 4,1% la obtuvo el padre, y en el 0,4% de los casos se otorgó a otras instituciones o familiares.

   Por comunidades autónomas, la Comunidad Valenciana registró la mayor tasa de nulidades, separaciones y divorcios, con 2,3 por cada 1.000 habitantes, seguida por Cataluña (2,2) y Cantabria, Canarias, Baleares, Asturias y Andalucía, todas ellas con una tasa de 2,1. Por su parte, la ciudad autónoma de Melilla presentó la menor tasa (1,2).

Contador

Para leer más


Lo más leído en Sociedad