20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 14 de noviembre de 2009

    Los editores de libros entran en la Coalición de Creadores para luchar contra la piratería

    MADRID, 14 Nov. (Portalic/EP) -

    La junta directiva del Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro), que agrupa a autores y editores de libros y publicaciones, ha aprobado la entrada de esta asociación en la Coalición de Creadores para "trabajar juntos" en la defensa de los derechos de propiedad intelectual, con el objetivo de "reducir la piratería"

    De esta manera, la asociación de autores y editores confirma el anuncio del presidente de la coalición, Aldo Olcese, que hace un mes reconoció que habían invitado a Cedro a formar parte de su lucha contra las copias ilícitas.

    Según explicó en declaraciones a 'Portaltic.es' la directora general de Cedro, Magdalena Vinent, esta decisión se hará efectiva "en breve", ya que el acuerdo entre ambas entidades está pendiente únicamente de "aspectos formales". "Los autores y editores no pueden estar ajenos al trabajo que se está realizando desde la coalición y ahora toca conseguir una sociedad responsable con la cultura", resaltó.

    A pesar de que Vinent no dispone de cifras exactas sobre las pérdidas económicas que supone la piratería en el sector, aseguró "estar convencida" de que estas actuaciones tienen un "impacto considerable". A lo largo de este año, esta asociación --que ya cuenta con más de 17.000 socios-- ha recibido más de 200 notificaciones de sus socios referidas a sitios de Internet que, generalmente, han terminado por retirar de sus servidores las copias ilegales.

    "Los derechos de los autores y editores deben ser respetados como los de cualquier otro trabajador. El sector del libro genera un número importante de puestos de trabajo y es promotor de una buena imagen de España en el exterior, además de contribuir al progreso económico --aporta un 0,7% al Producto Interior Bruto (PIB)--", matizó.

    A día de hoy, Cedro obtiene una remuneración a través de la concesión de licencias que autorizan, por ejemplo, la digitalización de capítulos de libros o artículos de revistas para ponerlos a disposición de alumnos y profesores --bien mediante campus virtuales o bien mediante las intranets de las empresas--. "De esta forma, la cadena de generación de nuevos contenidos sigue su flujo normal", apuntó.

    POSIBLE INDEMNIZACIÓN DE GOOGLE

    Entre los retos que deberá afrontar Cedro en el futuro se encuentra la expansión del libro electrónico, que podría facilitar las descargas ilegales a través de nuevos programas. No obstante, Vinent afirmó que, en el actual marco legal, "lo importante es el contenido y no el medio por el que se difunde". "Ambas publicaciones --papel y digital-- son susceptibles de ser copiadas digitalmente y lanzadas al ciberespacio sin ningún tipo de control", dijo.

    Asimismo, se encuentra pendiente del posible acuerdo entre Google y las editoriales de Estados Unidos para la creación de una biblioteca virtual, ya que el sector de libros en España también podría recibir una compensación. Google se comprometió, entre otras cosas, a abonar una indemnización a los titulares de derechos de todas las obras que hubiese escaneado sin autorización previa, independientemente de su nacionalidad, situación que ya ha sido puesta en conocoimiento de los socios de Cedro para solicitar las compensaciones correspondientes.

    Por el momento, el próximo martes la asociación presentará la web 'conlicencia.com' en el marco de la Feria Internacional de Contenidos Digitales (FICOD). El objetivo de este portal será el de poner a disposición de los ciudadanos millones de publicaciones --libros, revistas, partituras y periódicos-- a través de licencias.