11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 22 de noviembre de 2019

    El embajador saudí cuestiona la decisión de TVE de no emitir la Supercopa, ya que sí cubrirá el Dakar

    Asegura que las mujeres no tienen limitación para ir a eventos, invita a empresas españolas a participar en proyectos y carga contra Irán

    MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El embajador de Arabia Saudí en España, el príncipe Mansour Bin Jalid Al Farhan Al Saud, ha cuestionado este viernes la decisión de RTVE de no emitir la Supercopa de fútbol que se celebrará en este país. El ente ha alegado motivos económicos y de derechos humanos y el embajador ha replicado que el ente público sí va a emitir la Rally Dakar, que en 2020 se celebrará en el país.

    "Hay que preguntarles a ellos", ha dicho, durante un desayuno informativo organizado del Fórum Europa. Además, se ha mostrado sorprendido por las críticas que ha generado la organización de este evento: "Las mujeres pueden entrar, hay que conocer mejor Arabia Saudí. Las mujeres están ahí, son parte de nuestra sociedad y no tienen limitación para participar en todos los eventos".

    Por su parte, RTVE ha asegurado en un comunicado remitido a Europa Press que tiene la capacidad discrecional de presentarse a las ofertas de derechos deportivos que considere oportunas de acuerdo a sus objetivos de programación, a los recursos de que disponga en cada momento o a cualquier criterio establecido "de forma soberana" por la Dirección de la Corporación.

    RTVE RECUERDA QUE EL DAKAR SE FIRMÓ EN 2016, CON OTRA DIRECCIÓN

    Asimismo, asegura que cumplirá con los compromisos contraídos y emitirá las competiciones deportivas internacionales ya firmadas como el Rally Dakar 2020 cuya adquisición de los derechos de emisión se produjo en el mes de julio de 2016. Es decir, que se adquirió por parte de una dirección de RTVE distinta a la actual.

    RTVE añade que seguirá apoyando las competiciones deportivas nacionales
    e internacionales de contrastada aceptación mayoritaria y relevante audiencia, en las que participen deportistas o equipos españoles, tal y como establece el mandato marco que regula a la Corporación.

    Por su parte, el embajador Saudí, preguntado también si la celebración de la Supercopa puede fomentar la apertura en el país, como ha alegado el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, ha replicado que "el país ya está muy abierto y por eso el evento se va a celebrar allí". "Les invito a ir, a disfrutar de los cambios", ha dicho, recalcando que el nuevo visado de turismo es muy fácil de obtener.

    Sin embargo, ha evitado responder a las preguntas sobre el encarcelamiento de mujeres activistas o sobre la existencia de penas como la flagelación o la lapidación, y ha optado por animar a los periodistas a visitar el país y "solventar sus dudas en vivo y en directo".

    En cuanto a si la apertura de la que hace gala Arabia Saudí incluirá que se permita construir iglesias cristianas, ha replicado que el país es "musulmán, de población cien por cien musulmana" y que, aunque recibe visitantes de todo el mundo y de todas las religiones, "esas cuestiones nunca han sido un problema".

    EVITA PREGUNTAS SOBRE JASHOGI

    El embajador también ha eludido algunos asuntos sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogi en el Consulado saudí en Estambul. No ha respondido a cuándo recibirá la familia su cuerpo, ni a preguntas sobre el autor intelectual del crimen.

    En cambio, ha rebatido que el juicio haya sido opaco, afirmando que a las sesiones han asistido cinco enviados del Consejo de Seguridad de la ONU. Hay 11 detenidos, ha recordado, y sigue en marcha la investigación para "llevar ante la Justicia a quienes cometieron este terrible crimen".

    Por otro lado, ha hecho hincapié en que "España es un país amigo y siempre es bienvenido" y ha confiado en que las empresas españolas puedan participar en otros grandes proyectos en el futuro, tras el AVE a Medina-La Meca y el Metro de Riad.

    Y, en el ámbito de las relaciones internacionales, ha cargado duramente contra Irán, a quien considera una "amenaza" para todo el mundo. Así, ha defendido que la comunidad internacional debe actuar "de manera unida y firme para que Irán deje de actuar de forma destructiva en la región", convencido de que "el apaciguamiento no funciona y no funcionará".

    El embajador ha reclamado que Irán deje de interferir en Líbano, Irak, Siria o Yemen. En este último caso, ha asegurado que Arabia Saudí quiere una solución política basada en la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en el diálogo celebrado en diciembre de 2018 en Estocolmo.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Sociedad