24 de noviembre de 2020
6 de junio de 2006

EMF.- Ricard María Carles dice que el Papa viene a Valencia a "ayudar a las familias a que sigan adelante"

VALENCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cardenal valenciano y obispo emérito de Barcelona, Ricard María Carles, afirmó hoy en referencia a la importancia del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), que se celebrará en Valencia del 1 al 9 de julio, que "el Papa viene a Valencia a ayudar a las familias a que sigan adelante, a bendecirles y a animarles".

En este sentido, Carles señaló en una rueda de prensa previa a su conferencia sobre la figura de Benedicto XVI, que "una iglesia que crece tan poderosa y tan enormemente necesita también que las familias funcionen con normalidad", porque "son el futuro de la cultura y la sociedad", aseveró.

"Todo ello --añadió-- teniendo en cuenta que estamos en una iglesia que ha tenido un crecimiento desmesurado porque estábamos bastantes años entre 700 u 800 millones y ahora hemos saltado a 1.170 millones de católicos".

El cardenal, preguntado por si la crisis del concepto de familia de la Iglesia católica pudiera ser la causa de la importancia del EMF, indicó que "este concepto no es de la Iglesia, sino de derecho natural", que "hoy tiene mala prensa", aseguró, pero "ciertamente --continuó-- sin derecho natural, sin que una persona humana sepa qué es una persona humana, y cuáles son sus límites y sus capacidades, la cosa no marchará".

Asimismo, en cuanto a los objetivos de Benedicto XVI en el encuentro, comentó que la prioridad del Papa en el EMF es "el apoyo a la familia, porque la familia es el futuro de la cultura de la Iglesia y de la persona", apostilló, al tiempo que agradeció al pontífice "que lo quiera hacer en Valencia".

Respecto a la figura del Papa, Ricard María Carles resaltó que "insistentemente se ha hecho una especie de caricatura del cardenal Ratzinger y resulta que no se parece en nada a la caricatura que se había hecho", aseveró.

Así, recordó sus consejos a los periodistas que le preguntaban en Roma por el modo de romper esa imagen caricaturizada, a los que recomendó "no hacer nada para mostrar la auténtica imagen del Papa", sino "simplemente dejen que él comience a hablar y a actuar para ver realmente quién es".

Por otra parte, comentó que había "cierta expectativa o temor" por la popularidad del anterior pontífice, Juan Pablo II, pero al respecto, destacó que Benedicto XVI "ha triplicado la asistencia en las audiencias".

"Hasta en eso --dijo-- ha bendecido el Espíritu Santo al Papa", al tiempo que tildó de "muy positivo" que "en cuatro votaciones ya salieran más de dos tercios a su favor", porque aseguró "había que hacerlo bien, pero si era deprisa mejor, para transmitir un mensaje implícito de la unión de la Iglesia", concluyó.