8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 18 de diciembre de 2009

    España, Francia y EEUU explorarán una iniciativa para el Sáhara

    MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    España, Francia y Estados Unidos explorarán una iniciativa conjunta para sacar del estancamiento el contencioso del Sáhara Occidental, que se prolonga desde hace más de 30 años, avanzó esta tarde en el Congreso el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos.

    En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores para informar de las gestiones desplegadas por el Gobierno para solucionar el caso de la activista Aminetu Haidar, Moratinos subrayó que el "primer paso" que habrá que darse una vez que Marruecos acepte el regreso de esta mujer al Sáhara Occidental será "animar a las partes" (Marruecos y el Frente Polisario) a que vuelvan a negociar.

    "Que no tardemos un mes, dos meses, tres meses en sentar a las partes en una mesa y traten de buscar puntos de acuerdo", indicó en referencia a las primeras conversaciones directas en siete años que Rabat y el Polisario retomaron en 2007 bajo los auspicios de la ONU y cuyo último encuentro tuvo lugar en agosto pasado.

    Moratinos informó de que debido al caso Haidar, España, Francia y EEUU han "llegado a la conclusión" de que deben "movilizarse" para presentar una "iniciativa trilateral" que acompañe los esfuerzos de Naciones Unidas en hallar una solución al contencioso, que debe ser "mutuamente aceptable" para las partes, que deben mostrar cada una "flexibilidad".

    "Los tres países que tienen capacidad política y diplomática para influir en la región puedan sacar este problema del estancamiento", afirmó y señaló que ha encontrado esta voluntad de movilización en sus colegas estadounidense y francés, Hillary Clinton y Bernard Kouchner, con los que ha conversado recientemente sobre el tema.

    "Hemos llegado a la conclusión de que los tres países deberíamos movilizarnos y empezar a explorar una iniciativa trilateral para acompañar los esfuerzos de Naciones Unidas para que el problema del Sáhara Occidental no quede enquilosado y congelado en las diferencias entre las partes", reveló el ministro en alusión a sus conversaciones con Clinton y Kouchner.