27 de septiembre de 2020
15 de agosto de 2020

La España peninsular ha atravesado tres largas sequías en casi 60 años y 2005 fue el año con menos lluvias, según AEMET

La España peninsular ha atravesado tres largas sequías en casi 60 años y 2005 fue el año con menos lluvias, según AEMET
Sequía - JUNTA DE ANDALUCÍA - ARCHIVO

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

En los últimos casi 60 años, la España peninsular ha vivido tres sequías de larga duración e intensidad (1982-1984, 1991-1996 y 2005-2009), siendo 2005 el año de menor precipitación de la serie estudiada (1961-2018), con 451 milímetros, y 1963, el año con mayor volumen de precipitaciones, con 903 milímetros, según un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El documento, titulado 'Comportamiento de las precipitaciones en España y periodos de sequía (periodo 1961-2018)' da a conocer la elaboración de las rejillas mensuales de precipitación en dicho periodo, presenta los valores obtenidos de precipitación mensual promediada para cada área y realiza una revisión para el conjunto de España de los episodios más importantes de sequía.

La AEMET destaca que visualizando la gráfica de precipitación acumulada en el año natural para el territorio correspondiente al área peninsular y comparando con su valor normal del periodo 1981-2010, se observa cómo al inicio de los años 80 las precipitaciones están "por debajo del valor normal" en al menos cinco años, y lo mismo ocurre al inicio de los años 90.

Ambos periodos quedan reflejados como parte de "periodos de sequías de larga duración e intensidad". También aquellos años en que al calcular el porcentaje de precipitación sobre el valor normal se obtiene un déficit de precipitaciones respecto del valor normal superior al 25% (o incluso al 15% cuando sucede de forma continuada durante un periodo de tiempo largo) pueden indicar periodos en los que la escasez de precipitaciones se refleja en algún tipo de sequía.

En concreto, el documento precisa que en el periodo de sequía de febrero de 1982 a noviembre de 1984, se pone de manifiesto que "no fue una sequía de una duración extraordinaria, pero su intensidad fue moderada ya que los valores del SPI llegaron a alcanzar el valor de -2 para la España peninsular entre los meses de mayo y julio de 1983". También destaca su "gran extensión" ya que afectó a todas las zonas características o grandes cuencas.

Por su parte, la sequía de los años 1991 a 1996 se caracterizó por su larga duración y por su extensión, ya que se vieron afectadas la gran mayoría de las cuencas peninsulares excepto las cuencas Norte y Noroeste y la del Pirineo oriental, según puntualiza la AEMET.

Entre las más largas de la serie también se sitúa la sequía que fue desde diciembre de 2005 a diciembre de 2010, que afectó a todas las regiones "sin excepción", según el informe.

De este modo, el año 2005 fue el de menor precipitación de la serie estudiada (1961-2018) a nivel de España peninsular con una precipitación de 451 mm, valor que representa el 70% del valor normal que es de 640 mm (periodo de referencia 1981-2010). "Este déficit tan acusado de precipitaciones en el año 2005 marcó el inicio de una sequía de larga duración", precisa la AEMET.

Por otro lado, el estudio recoge otros episodios de sequía de menor duración entre los años 1975 y 1976; 1987 y 1988; 2000 y 2001; y 2017 y 2018.

Por meses, los más secos en el periodo 1961-2018 fueron julio, con un milímetro de precipitación como valor normal, y agosto, con 4 milímetros, mientras que los más lluviosos fueron enero y febrero, con valores normales de 56 milímetros, aunque con muchas variaciones de un año a otro.

La sequía, según explica la AEMET, es "un fenómeno natural temporal que puede alcanzar una gran adversidad y cuya ocurrencia está relacionada con la variabilidad climática que puede influir incrementando su frecuencia, duración e intensidad" por lo que "el cambio climático es un factor potencial determinante en el comportamiento de las sequías en las diferentes regiones del planeta".

Para leer más