29 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Los españoles se muestran bastante de acuerdo con las líneas maestras de la reforma universitaria

MADRID, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los resultados del último barómetro del CIS hecho público por el Gobierno hoy ponen de manifiesto que en conjunto los españoles están bastante de acuerdo con las líneas fundamentales de la reforma universitaria que planea el Gobierno. Así por ejemplo se apoya que las universidades tengan una mayor autonomía para organizarse según sus propios ingresos o que compitan entre sí para seleccionar a profesores y alumnos. En general se considera que la Educación en España es "regular", que la Administración invierte "demasiado poco" y en el caso de la universitaria, se valora más la privada que la pública.

La encuesta que se realizó en noviembre a 2.475 personas pone de manifiesto un gran desconocimiento de la situación de la educación universitaria, ya que muchas de las preguntas fueron contestadas con un "no sabe".

Dejando a un lado esta circunstancia, se percibe que son mayoría -44,5 por ciento- los que piensan que la enseñanza universitaria mejoraría si las universidades públicas compitieran entre sí ofertando diferentes tipos de enseñanza y seleccionando a sus alumnos y profesores en función de su rendimiento. Un 23,8 por ciento cree que mejoraría sólo para unos pocos y un 10,2 por ciento cree que no mejoraría. Un 20,5 por ciento "no sabe".

Igualmente, el 45,3 por ciento considera que las universidades públicas deben tener autonomía suficiente para organizarse según sus propios criterios. Frente a esta opinión, el 38,3 por ciento cree que debe ser la Administración la que establezca los criterios para organizar los centros universitarios.

Más dividida se muestra la población en torno a la posibilidad de que la Administración asigne más financiación a las universidades que demuestren una mejor calidad en su enseñanza. Aunque el 31 por ciento está "bastante" o "muy de acuerdo", el 34 por ciento está "poco" o "nada de acuerdo" con esta opción. El 23 por ciento "no sabe" o "no está ni de acuerdo ni en desacuerdo".

ENSEÑANZA REGULAR

Igualmente, son mayoría -el 48 por ciento- los que están en contra de limitar el número de estudiantes universitarios en función de las necesidades del mercado laboral; una posibilidad que apoya el 40, 2 por ciento. Sí que hay mayoría aplastante entre los que consideran que el Estado debe garantizar la enseñanza universitaria a todo el que lo solicite.

En general se considera que la enseñanza en España es "regular" -51 por ciento-, aunque un poco mejor en la universidad que en colegios e institutos. Los Casi la mitad de los encuestados -43 por ciento-, considera que se invierte demasiado poco en educación aunque, una vez más, el 22,2 por ciento de los encuestados, no puede valorar este dato.

En relación a la enseñanza universitaria, los españoles creen que las universidades privadas ofrecen a su alumnado más medios y una enseñanza de mayor calidad a pesar de que el profesorado está menos cualificado que en la universidad pública. Sobre la universidad pública, los aspectos peor valorados son los los medios materiales y técnicos y la adecuación de los estudios a las necesidades actuales.