24 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Expertos aconsejan hacer comidas y no cenas de empresa y evitar las compras masivas para racionalizar el tiempo navideño

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles recomienda hacer comidas en vez de cenas de empresa, así como evitar los horarios de compra masivos durante el periodo navideño con el fin de racionalizar mejor el tiempo en estas fechas y disfrutar más de la familia y amigos.

Así, los expertos creen que las tradicionales celebraciones de empresa son una "excelente forma de hacer equipo", pero hay que procurar que este tipo de reuniones "se hagan al mediodía en vez de por la noche, especialmente si se realizan entre semana y al día siguiente hay que ir a trabajar".

Además, consideran que uno de los problemas de los españoles es que suelen dejar las compras de Navidad para última hora, debido, en parte, a las "jornadas maratonianas de trabajo y una manera apresurada de vivir el día a día, casi por sistema". Por ello, es "muy aconsejable" planificar las compras navideñas y distribuirlas en varios días. "Posponerlas al final supone comprar peor y, a menudo, gastar más, lo que nunca es aconsejable, y menos aún en la actual situación económica", apuntó la Comisión.

Asimismo, indican que el descenso del volumen de actividad puede provocar una excesiva relajación durante las horas que se pasan en el puesto de trabajo, lo que, a su juicio, puede ser un "error" pues así "se desperdicia una excelente oportunidad para aprender a optimizar nuestro tiempo".

Otros consejos abogan por organizarse en el trabajo para poder salir a la hora, evitar los excesos y los agobios, respetando la 'regla de los tres ochos' (ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas para el ocio) para que los biorritmos del cuerpo "no sufran alteraciones considerables" y seguir rutinas ya que "en Navidad la gente suele descontrolar sus horarios".

Por último, la Comisión recomienda pasar tiempo con la familia y amigos, pues el afán por ver a las personas próximas lleva a seguir "maratones sociales", que hacen que al final no se disfrute de su compañía. "Es más conveniente pasar tiempo de calidad con los seres más queridos, y repartir mejor el tiempo que dedicamos a nuestros amigos y conocidos durante el resto del año", apuntó. Asimismo, creen positivo proponerse buenos horarios para 2010 que logren la plena conciliación de vida familiar, personal y laboral.

Según el presidente de la Comisión, Ignacio Buqueras, "la Navidad es un periodo donde la familia y los amigos cobran mucha importancia, aunque es necesario no descuidar nuestras obligaciones". "La conciliación sólo se conseguirá si seguimos unos horarios racionales durante las fiestas", aseveró.