14 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

La FAPE y la APM rechazan "el señalamiento" de periodistas "venga de donde venga"

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) "el señalamiento" de periodistas "venga de donde venga".

En concreto, el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, ha advertido a través de su cuenta de Twitter de que la organización "rechaza ataques de Iglesias y de Echenique a periodistas de distintos medios".

"El señalamiento de periodistas, venga de donde venga, es un claro intento de intimidación cuyo objetivo es impedir el libre ejercicio del periodismo", ha manifestado Rodríguez, el línea con lo que ha defentido el presidente de la APM, Juan Caño.

En este sentido, el periodista ha avisado de que "cualquier señalamiento a periodistas, venga del partido que venga, supone una vulneración de la libertad de prensa y del derecho democrático a informar libremente a la ciudadanía".

De este modo, la Asociación de la Prensa de Madrid ha rechazado "de forma contundente los señalamientos públicos por parte de políticos a periodistas".

El diputado y portavoz de Unida Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, señaló públicamente el pasado 4 de julio, a través su perfil de Twitter, a Vicente Vallés, presentador de Antena 3 Noticias 2.

Asimismo, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha realizado varias declaraciones en los últimos días aludiendo a periodistas y medios de comunicación tras la publicación de informaciones sobre el 'caso Dina', que investiga el robo del teléfono móvil de su exasesora Dina Bousselham.

"Los ataques a la prensa son aún más inquietantes cuando parten de alguien que ahora ocupa la Vicepresidencia de Gobierno", ha manifestado la APM, que apoya y respalda a los periodistas que "están sufriendo en los últimos tiempos este tipo de ataques por el mero hecho de informar, procedentes de distintos partidos políticos".

De este modo, la asociación ha instado a los políticos a que "abandonen la línea de amenazas contra la prensa y a que respeten el pluralismo informativo necesario para que los ciudadanos puedan conformar su propia opinión".