25 de febrero de 2020
25 de enero de 2020

La Generalitat calcula que los daños en el litoral catalán costarán entre 10 y 15 millones de euros

La Generalitat calcula que los daños en el litoral catalán costarán entre 10 y 15 millones de euros
Un hombre pasea por uno de los puentes que sobrepasa el rio Onyar, a punto de desbordarse, debido a las fuertes lluvias que ha dejado la borrasca 'Gloria', en Girona /Catalunya (España), a 22 de enero de 2020. - GLÒRIA SÁNCHEZ - EUROPA PRESS

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, ha dicho este sábado que, tras una primera evaluación sobre la costa de Catalunya, el departamento calcula que los daños causados por el temporal 'Gloria' en las zonas no urbanas del litoral supondrán entre 10 y 15 millones de euros.

En una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, ha advertido de que se trata de una aproximación porque aún se ha de analizar la zona, y ha avisado de que ante nuevos temporales que pueda haber, debe haber mejoras en la actividad humana: "Este temporal nos tiene que hacer ver que la solución no son muros más gruesos y más altos, ni frente al mar ni canalizando los ríos" sino replantear acciones.

Ha puesto como ejemplo que, en los lugares donde hay ciénagas o vegetación natural, el temporal no ha dañado tanto la zona: "En cambio, donde tenemos litorales más urbanizados, lo que tenemos es una imagen de destroza".

GESTIÓN DE LOS EMBALSES

Ha defendido la gestión de los embalses durante el temporal, y ha explicado que, con el aviso meteorológico que había, consideraron que habría suficiente espacio en los embalses, y que cuando las lluvias se alargaron más de lo previsto se liberó agua "en el momento oportuno: cuando el Ter y el Onyar estaban más bajos", y se dieron instrucciones de confinamiento y algunas evacuaciones en los alrededores del cauce de los ríos.

"Teníamos 120 hectómetros de reserva, es mucho espacio. Es el equivalente al consumo de agua de Catalunya durante cuatro meses", ha dicho, y ha recordado que en diciembre había una prealerta por sequía, por lo que los embalses tenían el cuádruple de agua que marca el mínimo establecido.