7 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Gran Canaria será la primera isla europea con una planta de reciclaje de neumáticos

España genera unas 300.000 toneladas de neumáticos usados al año, de los que sólo se tratan un 10%.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Gran Canaria será la primera isla europea con una planta de reciclaje de neumáticos (N.F.U.) que la empresa Tyres Energy S.L. instalará en el polígono de Arinaga, en la localidad grancanaria de Agüimes, en colaboración con el Cabildo insular, según afirmó hoy el presidente del Ejecutivo de la isla, José Miguel Pérez.

Pérez explicó en rueda de prensa que se trata de una iniciativa privada con informes "positivos" y que podría ser "altamente beneficiosa" para Gran Canaria. Añadió que si la planta de Arinaga cumple los pronósticos, sería una "noticia medioambiental y ecológica muy importante".

Por su parte, el gerente de Tyres Energy, Jesús Nicanor, explicó que los neumáticos no están calificados como "peligrosos y aparentemente son inofensivos"; sin embargo, el protocolo de Kioto del que forma parte España, ha recogido una serie de medidas para actuar contra "este residual mortal".

Nicanor indicó que en España la producción y gestión de los diferentes residuos está legislado por el Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre, donde se trata al neumático como un residuo "específico y particularmente peligroso" con el fin de proteger al medioambiente de la "incidencia negativa" del neumático.

Añadió que el neumático contamina, principalmente, por tres circunstancias como son la edad del mismo que producirá la degradación del N.U.F.; la temperatura, ya que a "más calor más contamina", y a través de la superficie en contacto con el medio oxidante. Todo ello, generará unas partículas que contaminan el aire.

Nicanor indicó que existen informes en los que se llega a responsabilizar a la contaminación que produce el neumático de "casi el 80%" de enfermedades respiratorias y alérgicas. Por ello, apuntó que el efecto "es gravísimo". Hasta el momento "no ha habido ninguna alternativa" al reciclaje de los N.U.F., apostilló.

El gerente de Tyres Energy afirmó que el proyecto se ha presentado ya a la Unión Europea (UE) donde ha tenido "muy buena acogida". Por ello, destacó que Gran Canaria está "jugando un papel importantísimo a nivel mundial" porque el único país donde hay una planta de estas características, de la que la empresa tiene la patente, es Corea.

FUNCIONAMIENTO DE LA PLANTA.

Por otro lado, Nicanor explicó que el reciclaje de los neumáticos será "total", ya que se llevará a cabo a través del método conocido como pirolisis. Este proceso consiste en la quema de los neumáticos en un lugar cerrado, a una temperatura "muy baja" (entre 150 y 200 grados centígrados), a través del control del aporte de oxígeno y prolongando el tiempo de gasificación.

De esta forma, se evitará la formación de efectos contaminantes como son dioxinas y furanos. Además, el reciclaje posibilitará que se obtengan productos con una "alta demanda" como el eco combustible --fuel oil-- o el carbono, entre otros.

Nicanor apuntó que el método que Tyres Energy emplea lo hace de la forma "más respetuosa" con el medioambiente, ya que no necesita de "ningún tipo de energía externa" para su funcionamiento porque se utiliza la que produce la pirolisis.

Asimismo, explicó que el proceso de la pirolisis sería semejante a la incineración pero, a diferencia, de que en este último se produce una oxidación "violenta" para liberar las partículas debido a la alta temperatura que se utiliza, mientras que en la pirolisis se puede controlar la gasificación porque se emplea una temperatura más baja.

3.600 NEUMÁTICOS/DÍA.

En cuanto al número de neumáticos que reciclará la planta, una vez instalada, rondará los 3.600 al día. Actualmente, la isla de Gran Canaria genera unas 5.000 toneladas de N.F.U. al año y en el archipiélago esta cifra alcanza los 15.000.

En lo que respecta a España, la producción de neumáticos usados alcanza las 300.000 toneladas al año, de las que sólo el 10% se trata de acuerdo con las Directivas de la Unión Europea, ya que las "dificultades" para procesar la desaparición de los N.U.F se ha convertido en uno de los problemas medioambientales "más graves".

La planta que se prevé que esté en funcionamiento a finales de este año, tendrá un coste aproximado de 10 millones de euros. Además, se espera poder instalar otra planta en Santa Cruz de Tenerife, una vez se ponga en práctica la de Gran Canaria.