25 de noviembre de 2020
8 de abril de 2006

La Guardia Urbana desaloja el teatro Arnau de Barcelona

La Guardia Urbana desaloja el teatro Arnau de Barcelona

BARCELONA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia urbana desalojó en la madrugada del viernes al sábado el teatro Arnau de Barcelona, que había sido ocupado por unas 200 personas para reivindicarlo como espacio cultural alternativo, debido a las deficiencias de seguridad que presentaba el edificio, según informó la policía local.

Durante y después del desalojo se produjeron dos detenciones, una de ellas por parte de la Guardia Urbana a un joven que fue puesto en libertad poco después, y la otra a una joven que, según fuentes del colectivo desalojado, permanecería aún detenida en una comisaría de los Mossos d'Esquadra.

Las personas que acudieron al lugar pretendían utilizar las instalaciones, cerradas desde mediados de los noventa, para realizar actividades culturales alternativas, pero la Guardia Urbana procedió al desalojo debido al estado del edificio, que según una dotación de Bomberos que se desplazó al lugar, está muy deteriorado.

Los bomberos hicieron una inspección y aconsejaron su desalojo por las deficiencias en las medidas de seguridad, como la mayoría de puertas cerradas, la presencia de mucho material inflamable y una estructura del techo que no ofrecía garantías.

Por este motivo, la Guardia Urbana invitó a los asistentes a abandonar el edificio, impidió la entrada de la gente que esperaba fuera y precintó los accesos. En el desalojo, que fue total hacia las 1.10 horas, participaron cinco furgonetas policiales. Durante la mañana, efectivos policiales tapiaron la entrada del teatro.

Según explicó un portavoz del colectivo 'okupa' de Barcelona a Europa Press, se produjeron dos detenciones durante el desalojo, aunque la Guardia Urbana afirmó que sólo detuvo a un joven en relación con el desalojo, que fue identificado y fue puesto en libertad inmediatamente.

Asimismo, la policía local matizó que esta detención no se produjo en el teatro, sino después del desalojo, cuando los vecinos se quejaron del ruido, ya que un grupo de personas seguía en las inmediaciones hacia las 2.30 horas de la madrugada.

Según fuentes del colectivo desalojado, se trata de un joven argentino al que se pidió la documentación y no la llevaba, por lo que se le llevó detenido hasta identificarlo y posteriormente fue puesto en libertad aunque "con un proceso de expulsión abierto".

Las mismas fuentes aseguraron que se produjo una segunda detención, en este caso de la compañera del primer detenido, que habría sido arrestada cuando increpó a los agentes por llevarse al joven argentino y que permanecería aún detenida en dependencias de los Mossos d'Esquadra, acusada de atentado a la autoridad y a la espera de ser puesta mañana a disposición judicial, aunque fuentes de la policía autonómica no lo confirmaron ni lo desmintieron.

En un comunicado, el colectivo 'okupa' explicó además que algunos de los jóvenes que presenciaron la detención de esta joven habían acudido a los juzgados de guardia de Barcelona para denunciar la "agresión policial" a la joven, de la que aseguraban haber sido testigos.

"ESPACIO DE CULTURA LIBRE".

La ocupación del teatro comenzó hacia las 21 horas del viernes, cuando decenas de personas se concentraron en la puerta del teatro Arnau, en el número 60 de la avenida Paral·lel de Barcelona, para reivindicar "un espacio de la cultura libre más allá de los canales tradicionales", según explicó a Europa Press un portavoz del movimiento social.

Bajo el lema 'Taquilla Cero/Cultura Libre' se reunieron varios artistas independientes con el fin de hacer del teatro un lugar donde proyectar la creatividad desde los ámbitos del la música, el teatro, el cine, actuaciones audiovisuales o charlas.

Entre ayer y el próximo martes preveían realizar varias actividades gratuitas, desde baile de flamenco hasta proyección de películas, obras de teatro o un concierto.