10 de diciembre de 2019
18 de diciembre de 2009

Haidar: "Es una victoria para la causa saharaui"

Haidar: "Es una victoria para la causa saharaui"
REUTERS

ARRECIFE (LANZAROTE), 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La activista saharaui Aminetu Haidar aseguró este jueves que su vuelta a El Aaiún es una "victoria para la causa saharaui", tras 32 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, después de ser expulsada y su pasaporte retenido por las autoridades marroquís.

"Esto es una victoria para el derecho internacional, para la justicia internacional y para la causa saharaui", explicó Haidar, que salió en silla de ruedas de su habitación en el hospital de Lanzarote.

El avión de la activista saharaui Aminetu Haidar despegó finalmente del Aeropuerto de Lanzarote rumbo a El Aaiún a las 22.23 horas, tras 32 días de huelga de hambre en la isla lanzaroteña y después de que hace 15 días se produjera un intento fallido de subirla en una aeronave con destino a su hogar en el Sáhara Occidental.

Más de 300 personas recibieron con vítores y aplausos a Haidar en el aeropuerto de Guacimeta, a donde llegó en una ambulancia medicalizada escoltada por la Guardia Civil para subir al avión.

Miembros de la comunidad saharaui expresaron su alegría en las instalaciones aeroportuarias con gritos de "victoria" y "Sáhara libre vencerá" para despedir a Haidar, acompañados por miembros de la Plataforma de Solidaridad que han estado con ella durante estos 32 días en huelga de hambre, la representante del Centro Robert Kennedy de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Gonzalves, y la mujer del escritor José Saramago, Pilar del Río, entre otros.

Haidar vuelve a su casa pero sin pasaporte español o marroquí, sino únicamente con un salvoconducto del Gobierno español y el visto bueno de Marruecos para su entrada al país, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Plataforma de Apoyo a Aminetu.

La activista saharaui regresa a la capital del Sáhara Occidental acompañada por su hermana, Leila Haidar, que llegó el miércoles por la noche, y el doctor y director del Hospital de Lanzarote, Domingo de Guzmán, que ha seguido su caso desde el principio.