13 de noviembre de 2019
25 de septiembre de 2019

La Iglesia alemana elevará sustancialmente las indemnizaciones a víctimas de abusos tras pagar 9 millones en ocho años

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conferencia Episcopal Alemana ha decidido aumentar significativamente su sistema para la compensación de las víctimas de abuso sexual en el seno de la Iglesia, según explicó el martes el obispo de Trier, Stephan Ackermann, en el marco de la sesión general de otoño de los obispos germanos. Desde 2011, se habrían pagado unos 9 millones de euros a unas 2.100 víctimas que lo han solicitado con una cuantía media de unos 5.000 euros.

Ahora, según informa Vatican News, una comisión mixta ha preparado dos modelos de compensación que ahora están sobre la mesa. El primero es ofrecer una indemnización a tanto alzado a cada víctima de 300.000 euros; mientras que la segunda modalidad supondría pagos de entre 40.000 y 400.000 euros según la gravedad de cada caso.

"Un procedimiento general, en el que la persona en cuestión no tiene que presentar y probar todas las consecuencias dañinas para la vida del abuso sexual, como es el caso, por ejemplo, en la Ley de Compensación de Víctimas de hoy, ahorra mucho a las víctimas", señaló.

La alternativa es un procedimiento de compensación individualizado que requeriría "un período de tiempo más largo, un órgano de toma de decisiones correspondiente, un gasto, un aparato que realmente tiene que analizar, evaluar y clasificar las consecuencias enumeradas en casos individuales".

Los obispos alemanes elegirán pronto uno de los modelos pero, de momento, el obispo Ackermann no ha querido comprometerse con ninguno porque ambos tienen, según explicó, ventajas y desventajas que deben sopesarse.

El año pasado la Iglesia alemana presentó un estudio que contabilizaba 3.677 casos de abusos sexuales a niños y jóvenes por parte de 1.670 clérigos entre 1946 y 2014. A raíz de este estudio, los prelados decidieron abordar, con la oposición del Vaticano, temas como la separación de poderes en la Iglesia, la moralidad sexual, el celibato de los sacerdotes y la posición de las mujeres en la institución, en lo que han venido en llamar el 'camino sinodal'.

'CAMINO SINODAL'

Este 'camino sinodal' es el que están abordando desde el lunes y hasta este jueves 26 de septiembre en su asamblea general de otoño en la ciudad alemana de Fulda, a la que asisten 60 obispos liderados por su presidente, el cardenal Reinhard Marx.

Los planes para el proceso sinodal fueron anunciados en marzo de este año por Marx. Sin embargo, en una reciente carta enviada a los obispos de Alemania, filtrada por algunos medios de comunicación, el Vaticano afirmó que los planes para el polémico "proceso sinodal" en la Iglesia en el país europeo "no son eclesiológicamente válidos".

Así, según informa Dpa, el papa Francisco ha advertido claramente a los alemanes de que no debe tomar iniciativas individuales. Al Vaticano también le incomoda la participación del Comité Central de los Católicos Alemanes en el proceso de reformas, en el que están representados los laicos.

A pesar de ello, los obispos alemanes han decidido continuar con su 'camino sinodal'. "Esperamos que los resultados de formar una opinión en nuestro país sean también una ayuda para la guía de la Iglesia universal y para otras conferencias episcopales caso por caso", reza la carta firmada por Marx y el presidente del Comité Central de los Católicos Alemanes, Thomas Sternberg, y enviada el 12 de septiembre al prefecto de la Congregación para los Obispos en el Vaticano, el cardenal Marc Ouellet.

También manifestaban que no encontraban razones por las que debieran retirar las mencionadas materias del debate y aseguraban que "incontables creyentes" consideran que estos temas deben ser debatidos.

"Hemos llegado a la conclusión de que tenemos que tratar este tema a fondo si queremos aprender de las consecuencias del abuso por parte del poder eclesiástico --añade la misiva--. Queremos emprender un camino que implique un cambio de dirección y una renovación".

Durante la apertura de la Asamblea, el cardenal Marx, que la semana pasada se reunió en el Vaticano con el Pontífice, aseguró que la 'vía sinodal' no está en riesgo y que "no hay señal de alto desde Roma". Por su parte, el nuncio apostólico del Papa en Alemania, Nikola Eterovic, subrayó que el propósito del 'camino sinodal' iniciado por éstos es la evangelización y resaltó la importancia de la unidad entre la Iglesia universal y las iglesias particulares.