7 de abril de 2020
28 de diciembre de 2008

Investigadores identifican por primera vez el grupo sanguíneo de dos neandertales en la cueva asturiana del Sidrón

((Información embargada hasta las 20.00 horas de hoy))

"Éste sería el primer gen recuperado en neandertales que puede estar asociado a la resistencia a las enfermedades", según el CSIC

OVIEDO, 28 (EUROPA PRESS)

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han identificado por primera vez el grupo sanguíneo de dos individuos neandertales ('Homo neanderthalensis') en el yacimiento asturiano de El Sidrón.

Según informó el CSIC en una nota de prensa, el equipo multidisciplinar que trabaja en el yacimiento prehistórico ha descubierto que los dos ejemplares masculinos que vivieron hace más de 43.000 años eran del grupo sanguíneo 0, lo que muestra que la mutación genética que define el grupo 0 era compartida por los neandertales y los humanos modernos y debió ser heredada del antepasado común de ambas especies.

Los investigadores recuperaron fragmentos del gen implicado en el grupo sanguíneo AB0 en dos individuos neandertales de El Sidrón, a partir del análisis de ADN nuclear de sus restos fósiles, y descubrieron que tenían la misma mutación que determina el grupo sanguíneo 0 en los humanos actuales.

El investigador del Centro de Investigación y Desarrollo Pascual Vila (del CSIC), en Barcelona, Carles Lalueza, primer autor del artículo que publica esta semana la revista BMC Evolutionary Biology, detalló que "el hecho de que algunos neandertales fueran del grupo 0 podría indicar que estaban adaptados a algún patógeno con el que habrían entrado en contacto durante su larga permanencia en Eurasia. Estos patógenos, desconocidos hasta el momento, no tendrían por qué ser los mismos que influyen sobre las poblaciones humanas actuales".

Según la investigación, los individuos del grupo 0 no tienen antígenos en la membrana de sus glóbulos rojos, lo que podría implicar una mayor resistencia a algunas enfermedades, como la malaria severa, dado que algunos patógenos emplean estos antígenos como puntos de reconocimiento de la célula que van a infectar.

"Éste sería el primer gen recuperado en neandertales que puede estar asociado a la resistencia a las enfermedades", señala Antonio Rosas, paleobiólogo del CSIC y coautor del estudio.

Para Rosas, que trabaja en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), en Madrid "estudiar la evolución de los grupos sanguíneos en especies fósiles es de gran ayuda para comprender cuáles han sido las fuerzas selectivas que han modelado la evolución de los homínidos". Los sapiens tienen tres variantes del sistema genético AB0 que determinan cuatro grupos sanguíneos diferentes: A, B, AB y 0. Se estima que los linajes de neandertales y humanos modernos se separaron hace, al menos, medio millón de años.

Lalueza aseguró que "no se sabe con seguridad cuándo pudo producirse la mutación genética, pero debió pasar entre la separación de chimpacés y humanos, hace entre 6 y 7 millones de años, y el antepasado común que vivió hace más de medio millón de años".

Según el CSIC, la fiabilidad de los análisis genéticos del yacimiento asturiano, excavado bajo la dirección de Javier Fortea, y la codirección de campo de Marco de la Rasilla, ambos investigadores de la Universidad de Oviedo, se debe al protocolo para la extracción limpia de huesos fósiles, libres de toda contaminación de ADN moderno.

De hecho, la contaminación por ADN humano moderno, como el de excavadores e investigadores, es uno de los grandes problemas de los estudios de ADN antiguo. "Este protocolo es único y marca un antes y un después en la excavación arqueo-paleontológica", subraya Rosas.

El proyecto de excavación y estudio de los neandertales de El Sidrón está subvencionado por la Consejería de Cultura del Principado. Hasta la fecha, se han recuperado en el yacimiento asturiano 1.500 restos óseos humanos.