22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 28 de agosto de 2014

    La jueza Tardón no cree que esté "sucediendo nada distinto" a otros años en relación a los casos de violencia de género

    MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La presidenta de la sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid, la jueza María Tardón, ha señalado que, a pesar de los numerosos casos de violencia de género que se han producido en las últimas semanas, no está sucediendo "nada verdaderamente distinto" de lo que estaba ocurriendo "en los últimos años". A su juicio, "la violencia contra las mujeres en el ámbito de la pareja es algo que se ha venido sosteniendo desde hace tiempo".

    En un entrevista a la Cadena Cope, recogida por Europa Press, Tardón cree que, mientras no se acabe "con la mentalidad de que la relación entre hombres y mujeres se rige por términos de desigualdad, de sumisión y de resolver los conflictos mediante el uso de la violencia, a veces se ofrecerá la cara más brutal" de estos casos.

    La jueza ha explicado que desde su posición seguirá trabajando porque "hay muchas mujeres que sufren en silencio". En este sentido, ha explicado que puede que haya quien no entienda que las mujeres que se relacionan de esta manera con sus parejas "no son capaces de denunciar porque están destruidas como personas, porque tienen la estima por los suelos y encima se culpan de los enfados y enojos y las palizas que les dan sus parejas, porque no están a la altura de lo ellos creen que debe ser su mujer".

    "Esa es la situación que viven, porque las mujeres no nacen débiles y sometidas a los hombres, se van haciendo poco a poco", ha declarado.

    Del mismo modo, ha calificado como "tremendo" que muchas adolescentes y mujeres jóvenes continúen con esta mentalidad. "Cuando pensábamos que el machismo era una rémora que iba a ir cambiando a medida que la sociedad evolucionara, nos hemos encontrado con que las mujeres más jóvenes en un porcentaje significativo entienden que es tolerable que les controlen el teléfono, que las insulten, que las aíslen y sufrir un grado de violencia de menor entidad", ha declarado la jueza, quien ha añadido que "de ahí, a las violencias más graves, hay un paso".