26 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

La madre acusada de maltratar a su hija en Málaga ingresa en prisión

MÁLAGA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La madre de la niña de tres años que fue encontrada por agentes de la Policía Nacional atada de pies y manos y con signos de agresiones físicas continuadas, ingresó la pasada madrugada en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga), según indicaron fuentes penitenciarias. Por su parte, el padre, que también fue detenido, quedó en libertad con cargos.

Tras pasar ayer la pareja, de nacionalidad boliviana, a disposición judicial y declarar durante la noche, se dictó prisión incondicional para Edirma H.M., de 21 años, y libertad con cargos para José Miguel Z.V., de 22.

La detención se produjo el pasado miércoles tras recibirse una llamada de un vecino de un edificio de la calle Conejito de Málaga capital, en la que avisaba de que en el interior de una vivienda estaban agrediendo a un niño de corta edad.

Los agentes se desplazaron de forma urgente al lugar y accedieron al interior de la vivienda, que les fue abierta por otro de los inquilinos de la misma, encontrando en una habitación a una niña de unos tres años, encima de una cama y tapada con una manta.

Al retirar los funcionarios la manta, vieron que la habían maniatado con dos bufandas y presentaba síntomas evidentes de malos tratos físicos, según informaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. La menor fue asistida inmediatamente por una ambulancia del Servicio de Emergencias Sanitarias 061, que la trasladó al Hospital Materno Infantil.

ABANDONO DE MENORES Y MALOS TRATOS

Los padres fueron detenidos en el mismo domicilio como autores de los delitos de abandono de menores y malos tratos en el ámbito familiar. Ya en dependencias policiales, los funcionarios del Servicio de Atención a la Familia se hicieron cargo del otro hijo del matrimonio, de 17 meses, que en el momento del arresto se encontraba con la madre, si bien este menor no presentaba lesiones aparentes.

Por su parte, la Junta de Andalucía ha decretado el desamparo provisional de la niña y de su hermano, según informó ayer la consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, quien indicó que los menores se encuentran "en perfectas condiciones", atendidos en un centro dependiente del Gobierno andaluz.