17 de noviembre de 2019
7 de septiembre de 2009

La madre del bebé que se intentó vender en Pontevedra se reune con los servicios sociales de la Xunta para recuperarlo

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La madre del bebé que se intentó vender por 18.000 euros en Pontevedra la semana pasada mantuvo hoy una reunión en Vigo con los servicios sociales de la Consellería de Traballo e Benestar de la Xunta de Galicia, con el objetivo de tratar de recuperar su custodia.

Según confirmaron fuentes del departamento autonómico a Europa Press, la mujer de origen búlgaro acudió esta mañana a las instalaciones viguesas de la delegación territorial de Traballo e Benestar, donde tenía cita con los técnicos de la Administración.

Asimismo, estas mismas fuentes destacaron que el niño sigue bajo la tutela de la Xunta en la Ciudad Infantil Príncipe Felipe, en la capital pontevedresa. En los próximos días, los servicios sociales presentarán un informe sobre el entorno familiar, a partir del cual la consellería "seguirá los trámites necesarios para estudiar qué decisión tomar al respecto", según apuntaron.

Por otra parte, fuentes del Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra, de guardia cuando se produjo la denuncia del intento de venta del bebé, indicaron que el expediente "está siendo trasladado con la inhibición" al número 2 --de lo penal--, que será al que corresponda llevar el caso en los próximos días.

DETENIDOS

Según informó a Europa Press la Policía Nacional, los detenidos son Sergio M.H.S, de 47 años de edad y procedente de Las Palmas, pero residente en Pontevedra, quien supuestamente es la pareja sentimental de la madre del bebé y que ejerció de intermediario en la venta, junto con Yolanda P.T., de 39 años y vecina de Pontevedra, que posee un bar cercano al hostal donde reside la mujer que acababa de dar a luz.

También fue detenido Osvaldo R.S.C., de 43 años de edad y natural de Venezuela, aunque con domicilio en Poio (Pontevedra), quien supuestamente quería comprar la criatura para inscribirla en el Registro Civil como propia. Así, incluso llegó a dar su nombre al niño en el hospital, aunque la intervención de la Policía impidió que se consumase el delito.

A los detenidos se les acusa de un delito de abandono de derechos y deberes familiares. Por su parte, la madre del bebé, que dio a luz en un centro hospitalario de Pontevedra el pasado 29 de agosto, fue imputada por estos hechos, pero no detenida, ya que alegó que ella quería entregar en adopción a su hijo porque no podía mantenerlo, pero que no pretendía recibir dinero a cambio.