17 de octubre de 2019
23 de septiembre de 2009

Más de 84.000 inmigrantes obtuvieron la nacionalidad española por residir en el país el año pasado

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 84.170 inmigrantes se convirtieron en epañoles el año pasado al obtener la nacionalidad por residir en el país durante un periodo de tiempo determinado que va desde los dos años que se exige a los nacidos en países iberoamericanos y antiguas colonias españolas, hasta los diez que, como regla general, se requiere a todos los extranjeros.

Según datos del Observatorio Permanente de la Inmigración (Ministerio de Trabajo) y de la Dirección General del Registro y Notariado recogidos por Europa Press, desde el año 2000 han jurado la Constitución un total de 386.863 foráneos que cumplían estos requisitos de residencia continuada y legal en España.

Los mismos datos revelan que la cifra de nuevos españoles no ha parado de crecer desde el año 2000, cuando fueron 11.996 las personas que accedieron al D.N.I, frente a las 21.805 de 2002, las 38.334 que lo hicieron en 2004 o las más de 62.300 que juraron la Constitución en 2006.

Así, en 2007 el número de nuevos nacionales ascendió a 71.806, cifra que se vio incrementada en 2008, cuando fueron 84.170 los extranjeros que se nacionalizaron. Sólo entre enero y abril de 2009, la cifra de solicitudes ascendió a 47.900, de las que se cristalizaron 10.291, conforme los datos de la Dirección del Registro y Notariado.

Por nacionalidades de origen, los grupos más numerosos proceden de países latinoamericanos, que sólo necesitan tener dos años de residencia legal en España para comenzar los trámites. De ellos, el número mayor se encuentra entre los ecuatorianos: entre 2007 y 2008 consiguieron el D.N.I. un total de 46.906 personas nacidas en Ecuador.

Le siguieron los colombianos, con 29.261 nacionalizados en el mismo periodo; los peruanos, con 14.696 nuevos españoles y los argentinos, que sumaron 9.999. Asimismo, obtuvieron la nacionalidad por residencia 6.290 dominicanos, 5.336 cubanos, 2.905 venezolanos, 1.979 chilenos y 1.812 bolivianos.

En cuanto a los nacidos en países distintos de latinoamérica, que, salvo en el caso de asilados o refugiados y de las antiguas colonias españolas, necesitan haber vivido en España legalmente al menos diez años para nacionalizarse, la comunidad en la que se inscribieron más nuevos españoles fue la marroquí, tradicionalmente la más antigua y numerosa en España, con 16.476 personas nacionalizadas en 2007 y 2008.

Además de los marroquíes, algo más de 5.100 africanos juraron la Constitución en 2007 y 2008 y de ellos, el número mayor se registró entre los nacidos en Gambia, con 867; Guinea Ecuatorial, de donde procedían 723; Argelia, con 630 y Nigeria, con 496 compatriotas nacionalizados españoles, según los datos de la Dirección General del Registro y Notariado.

No es esta la única vía para la obtención de la nacionalidad española, ya que tras la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en diciembre de 2007, los descendientes extranjeros de exiliados españoles y brigadistas también pueden solicitar este reconocimiento. A primeros de mayo de este año, ya lo habían pedido 39.900 personas, de las que 15.288 se inscribieron como nuevos ciudadanos.