22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 7 de enero de 2009

    El menor acosado en el Colegio Suizo sigue con tratamiento psicológico, aunque no le quedarán secuelas

    El padre del niño señala que los Reyes Magos han traído Justicia a su hijo y carbón al Colegio Suizo

    ALCOBENDAS, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El menor que sufrió acoso escolar por parte de algunos compañeros en el Colegio Suizo de Madrid sigue en tratamiento psicológico después de haber padecido dos años de 'bullying', aunque se encuentra "fenomenal", según explicó hoy la psicóloga que lo trata.

    El calvario que sufrió este niño en las aulas ha sido reconocido por la Audiencia Provincial de Madrid que, en una sentencia, ha condenado al Colegio Suizo a indemnizar en 30.000 euros a los padres del pequeño por los abusos físicos que sufrió por parte de sus compañeros.

    La psicóloga puntualizó que "el niño es absolutamente normal y no ha vuelto a sufrir acoso escolar" frente a las declaraciones que, según los abogados de los padres del menor, hizo el Colegio Suizo, señalando que el niño era "especial".

    Los abogados que han llevado el caso resaltaron la lucha de los padres y destacaron que se ha puesto de manifiesto que es difícil para los padres demostrar el acoso escolar. De hecho, enfatizaron que, según la sentencia, "el padre actuó en todo momento en defensa de los derechos de su hijo".

    Además, valoraron positivamente que la Audiencia Provincial de Madrid haya tenido en cuenta la figura del Defensor del Menor que no fue tomada en cuenta por el Juzgado de Primera Instancia de Alcobendas. Esta dependencia consideró que el menor no sufría acoso.

    El padre de la víctima, Fernando Sacristán, se mostró visiblemente contento y emocionado ante la sentencia. Así, señaló que a su hijo este año "los Reyes Magos le han traído Justicia y al Colegio Suizo carbón" y manifestó que han ganado una guerra ante las "cosas tan graves" que pasan en el Colegio Suizo.

    "Cuántos padres quisieran tener el documento gráfico que yo he tenido para demostrar el acoso", dijo Sacristán. Además, resaltó que "el colegio nunca quiso saber nada de esta historia y nunca denunció lo que le hicieron" a su hijo.

    Además, reprochó al centro que le denunciara en su día por coger la cámara con la que grabaron la agresión de su hijo, una denuncia que nunca prosperó.

    Según los abogados de la familia del menor, "cabe la posibilidad de que el Colegio Suizo interponga un recurso de casación". "No nos consta a día de hoy que se haya iniciado un proceso para recurrir", señalaron.

    Sacristán, se mostró hoy "encantado" con la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condena al Colegio Suizo y subrayó que es la mayor condena en Europa por un caso de acoso escolar.

    También reconoció que esta sentencia favorable "es una guerra que han ganado los abogados, la familia Sacristán y en concreto Miguel, que es el protagonista oculto" de una lucha en los tribunales que se remonta dos años atrás.

    Además de resarcir a la familia esta sentencia es una "avance" en la lucha contra el acoso escolar, opinó el abogado de la familia, Fernando Gómez Chaparro, y "va a abrir puertas" en este sentido. En su opinión, es relevante que se haya tenido en cuenta como pruebas fundamentales que los culpables grabaran la agresión, "lo que ya presupone la existencia de un plan" premeditado por parte de los agresores.