20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    Moreno (Vanity Fair): "El futuro del papel pasa por ser imprescindible para un número cada vez más reducido de lectores"

    La revista cumple su décimo aniversario en España con la vista puesta en "lo local" y en las historias de "personajes inesperados"

    Moreno (Vanity Fair): "El futuro del papel pasa por ser imprescindible para un número cada vez más reducido de lectores"
    JAVIER BIOSCA

    MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El director de la edición española de revista 'Vanity Fair', Alberto Moreno, cree que el futuro del papel pasa por que sea "imprescindible para un número cada vez más reducido de lectores, pero que son los que están dispuestos a pagar grandes cantidades por los productos de lujo" que la revista anuncia y que "siguen tomando la revista como un objeto de coleccionismo".

    Así lo explica el director de la revista en una entrevista concedida a Europa Press, con motivo del décimo aniversario de su lanzamiento en España, y que asegura que su apuesta como editor es "por lo local" y por historias de "personajes inesperados", textos más largos y fotografías más caras. "Si queremos jugar en la liga del nicho y del lector especializado creo que tenemos un buen futuro", augura.

    De este modo, Moreno ve "dos velocidades" en 'Vanity Fair': la de la web actualizada "30 veces al día", y la del "mini librito mensual" que, en su opinión, tiene que ser "el mejor compañero de viaje o la lectura periodística que te acompañe durante 30 días".

    Como recuerda Moreno, 'Vanity Fair' se lanza en España en el año 2008 "con la idea de ser digna heredera del espíritu de la americana", abierta desde 1983. "La queríamos traer hacia una aristocracia, unas celebrities, unas vips que estuvieran enraizadas con la realeza, con el poder y con una sociedad mucho más sofisticada", señala.

    En este sentido, el director de la cabecera de Condé Nast España explica que las distintas ediciones internacionales de la revista estadounidense han querido "ocupar el lugar" que le ha interesado a cada editor de la publicación.

    Alberto Moreno --segundo editor del título después de Lourdes Garzón-- indica que 'Vanity Fair' "siempre ha tenido una gran acogida porque interesaba al grupo de lectores que justamente la protagonizaban". "Un estatus medio-alto-altísimo ocupaba las páginas y a la vez eran los lectores principales, con lo cual el sector del lujo, del poder y del dinero se veía siempre muy representado", apostilla.

    "Ha sido una cosa un poco endogámica y, por lo tanto, muy aspiracional", sostiene Alberto Moreno, al tiempo que apunta que hace una década la revista "quizá tenía una vista más puesta en Hollywood", lo que podía llevar a la confusión entre sus lectores, que creyeran que sus contenidos eran del 'Vanity Fair' americano cuando era "producción propia".

    UNA REVISTA ESPAÑOLIZADA

    El director de la cabecera aclara que, "de un tiempo a esta parte, se ha querido españolizar lo más posible". "Hacia donde está yendo el periodismo es a intentar un tipo de noticias más locales, de exclusivas más nuestras", destaca Moreno, que recuerda "dos de las exclusivas más grandes" que ha tenido la revista en estos diez años han sido la entrevista de Diego Torres en 2015 después de cuatro años de instrucción del 'caso Nóos', y la del espía Francisco Paesa, en 2016.

    "Vimos que cuanto más doméstico, más arraigo tenía entre la gente. Está muy bien el glamour y lo seguimos cultivando, pero también dándole a los españoles que sumimos que leen Internet y están familiarizados con la edición americana una traslación cada vez más cercana a nuestras figuras locales", indica.

    'Vanity Fair' llegó a España hace una década con la vocación de ser un producto editorial distinto. Preguntado sobre si cree que se ha conseguido el objetivo, Alberto Moreno afirma que es algo que les trasladan los propios protagonistas de la revista, clientes y "lectores muy cualificados": "Es distinta porque dicen que es la única revista que se lee".

    "Frente a todo este tic de noticias inmediatas, noticias de Internet que extractan una respuesta de un protagonista y la elevan a categoría de tema", según señala Moreno, en 'Vanity Fair' se trata de "coger a alguien, poner la grabadora, hacerse eco de cómo es su figura, meterse en su vida, tener 'full access', acompañarle todo lo posible".

    Alberto Moreno cree que los de 'Vanity Fair' son "algunos de los últimos periodista" que llevan a cabo "este tipo de periodismo". "Últimamente, lo inmediato se valora mucho más en términos de audiencia, y nos gusta crear grandes historias", confiesa el editor de la cabecera, que sitúa las portadas del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y la actriz Alba Flores entre sus preferidas, junto a las de Paesa y Diego Torres.

    LA CALIDAD DE LA FOTOGRAFÍA

    En su décimo aniversario, el máximo responsable de la revista defiende lo "fundamental" de la fotografía para la publicación y afirma: "Si por algo somos famosos, a parte de por hacer grandes historias, es porque la calidad de nuestras fotografías está impresa en el ADN a muerte. Muchas veces tiramos temas porque las fotografías no están a la altura".

    Preguntado sobre cómo es el redactor de 'Vanity Fair', el editor de la publicación de Condé Nast señala que "es difícil de encontrar" y los procesos de selección son "muy severos". "El periodismo que se esta haciendo ahora es muy de batalla en general", indica.

    "Aquí no solo tienes que ser un periodista que persigue a su fuente y es capaz de arrancarle una historia que los demás no tienen. Se trata de tejer thillers", recalca, para después añadir que sus profesionales tienen que seguir "la tradición de los periodistas americanos de los años 60 y 70 que han despertado tantas vocaciones y procurar dejar con un buen regusto al lector lo que se consigue trabajando mucho los textos".

    "Glamour, aspiracionizalidad, literatura y estar al hilo de los mecanismos con los que se maneja el poder". Así define Moreno a 'Vanity Fair', "una revista para personas influyentes protagonizada por personas influyentes".